Ecuador. Sábado 22 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Se desploma precio del crudo desacuerdo sobre producción

En esta foto del 8 de enero del 2015 se ve a un grupo de trabajadores petroleros durante una tormenta de arena en Sakhir, Bahrein. Las naciones productoras petroleras se reúnen en Catar el 17 de abril del 2016 en medio de disensiones. (AP Foto/Hasan Jamali, Archivo)

El precio del crudo sufrió un desplome luego de que los países productores de petróleo no pudieran llegar el domingo a un acuerdo para congelar la producción.


Publicidad

El crudo estadounidense referencial perdió 2,20 dólares para ubicarse en 38,16 dólares por barril en Nueva York, y cayó 5,5% al inicio de operaciones del lunes en Asia. Llegó a su punto más bajo de 37,61 dólares por barril, una caída de 6,8%, antes de recuperar parte de las pérdidas.

El crudo Brent, utilizado como referente internacional, cayó 2,23 dólares hasta 40,87 dólares por barril el lunes, un retroceso de 5,1%. Perdió 7% en las primeras operaciones de la jornada.

Los esfuerzos para alcanzar un acuerdo para congelar la producción para apoyar el precio, fracasaron luego de que Irán se ausentara de la cumbre de las 18 naciones productoras, efectuada en Catar, y de la cual se esperaba impulsara los precios del hidrocarburo.

“El mercado básicamente se impulsó de 26,05 dólares a niveles por encima de los 40 dólares con la ‘esperanza’ de que hubiera algún tipo de acuerdo en Doha. Eso no sucedió”, dijo Robert Yawger, director de activos energéticos en Mizuho Securities USA.

Dado que las reservas estadounidenses están en su máximo nivel histórico, Irán aumentará su producción y se anticipa que Libia haga lo mismo, “los precios irán a la baja. Tal vez considerablemente”, afirmó.

Los precios del petróleo llegaron en enero a su punto más bajo en 12 años, colocándose debajo de los 30 dólares por barril, pero en los últimos días se han colocado por encima de los 40 dólares por barril, impulsados por la postura alcista que rodeaba la cumbre de Doha.