Ecuador. Jueves 19 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

ExxonMobil registra los beneficios más bajos del siglo golpeado por el crudo

La caída en los precios del petróleo ha derivado en que la firma estadounidense ExxonMobil, la mayor petrolera del mundo, registrara en el primer trimestre de este año los beneficios netos más bajos en lo que va de siglo.

Publicidad

Al dar cuenta de sus resultados trimestrales, la petrolera dijo hoy que entre enero y marzo pasados sus ganancias netas alcanzaron los 1.810 millones de dólares, una reducción del 63 % respecto al mismo período de 2015.

Según datos recogidos por la firma FactSet, Exxon no ha tenido unos beneficios trimestrales por debajo de los 2.000 millones de dólares desde 1999, justo antes de que se completara su fusión con Mobil.

Pero si se ven los años más recientes se comprueba la regresión: en el primer trimestre de 2013 tuvo unos beneficios netos de 9.500 millones de dólares, en el de 2014 alcanzaron 9.100 millones y ya para el del año pasado llegaron a los 4.940 millones.

Los datos facilitados por la firma, son sede en Irving (Texas), reflejan la crisis que afecta al sector petrolero por una caída de los precios internacionales del crudo que se ha venido agudizando desde finales de 2014.

El beneficio por acción en el último trimestre fue de 43 centavos de dólar, mientras que en el mismo período de 2015 fue de 1,17 dólares.

Aunque los beneficios generados por el sector de “downstream” o las operaciones posteriores a la extracción, como el refino, se vieron reducidos, al igual que el sector de químicos, el impacto mayor ha sido en el “upstream” o extracción de hidrocarburos.

Sólo en Estados Unidos, las operaciones de “upstream” arrojaron una pérdida neta de 832 millones de dólares, mucho mayores que el resultado negativo de 52 millones del mismo período de 2015.

Fuera del país, la extracción de hidrocarburos generó un beneficio neto de 756 millones de dólares, pero muy lejos de los 2.907 millones que tuvo en el primer trimestre del año pasado.

La compañía informó que el total de ingresos alcanzó los 48.707 millones de dólares, por debajo de los 67.618 que tuvo en el primer trimestre del año pasado.

Los analistas habían calculado unos ingresos algo menores, en torno a los 48.140 millones de dólares, de ahí que los mercados no castigaran hoy a la petrolera en bolsa, donde sus acciones avanzaban en Wall Street un 0,25 % hacia el ecuador de la jornada.

El presidente de la compañía, Rex W. Tillerson, en el comunicado que acompaña estos datos, indicó que continúan “respondiendo efectivamente a las condiciones desafiantes de la industria”.

Al cierre de marzo pasado, el precio del crudo de Texas estaba en 38,34 dólares el barril. Justo un año antes, el valor estaba situado en 47,6 dólares y en 2014 para las mismas fechas llegaba hasta 101,58 dólares.

Al igual que otras compañías del sector, ExxonMobil se ha visto forzada a apretarse el cinturón para hacer frente a esta situación.

Los desembolsos de capital y de exploración del sector de “upstream” pasaron desde los 6.417 millones de dólares del primer trimestre de 2015 a los 3.979 millones del último período trimestral.

En todas sus divisiones, desde la exploración hasta la producción de químicos, ExxonMobil redujo en un 33 % sus inversiones, hasta los 5.127 millones de dólares.

Todo ello a pesar de que ExxonMobil aumentó en un 1,8 % su producción de crudo y gas, hasta lo 4,33 millones de barriles diarios en el período enero-marzo de este año.

Peor le han ido las cosas a la segunda petrolera del país, Chevron, que también rindió cuentas este viernes y decepcionó a los inversores con unas pérdidas de 725 millones de dólares, golpeada también por el desplome del crudo en los mercados internacionales.

Al presentar sus resultados del primer trimestre, Chevron reveló que su facturación cayó un 31 %, hasta 23.553 millones de dólares, golpeado especialmente por el mal desempeño de su negocio de “upstream”, que generó pérdidas de 1.459 millones de dólares.

Los mercados no fueron tan benevolentes con la petrolera californiana y sus acciones caían hoy un 1,59 % en la bolsa de Nueva York (NYSE), donde se han apreciado un 12 % desde enero. EFE (I)

ag-elr/eat

Publicidad