Ecuador. Domingo 22 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Petrobras vende sus activos en Argentina y Chile

Oficina de Petrobras. Foto de Archivo, La República.

La petrolera estatal brasileña Petrobras anunció hoy que vendió sus activos en Argentina y Chile, dentro de su plan de desinversiones provocado por la grave crisis que vive la empresa.

Publicidad

Los activos en Argentina fueron vendidos a Pampa Energía a cambio de 892 millones de dólares y los de Chile, al fondo Southern Cross por un valor de 490 millones de dólares, según dos comunicados de la petrolera enviados a la bolsa.

La operación en Argentina incluye la venta del 67,19 % de la participación que Petrobras tenía en Petrobras Argentina (PESA), pero excluye dos importantes yacimientos de gas en el Río Neuquén (Argentina) y en Bolivia, según un comunicado.

La compañía brasileña se quedará la participación del 33,6 % que posee en la concesión del Río Neuquén, unas áreas con gran potencial de producción de gas natural, así como el 100 % de su participación en Colpa Caranda, unos campos de producción de gas natural en Bolivia.

En Chile, Petrobras se deshizo del 100 % de sus activos en Petrobras Chile Distribución (PCD) y se los vendió al fondo de inversiones Southern Cross, que gestiona activos por 2.900 millones de dólares en diferentes sectores industriales y de logística en América Latina, según un comunicado de la petrolera.

PCD es la compañía de distribución de combustibles de Petrobras en Chile y posee 279 puestos de servicio, además de ocho terminales propios de distribución, operaciones en once aeropuertos, participación en dos empresas de logística y una planta de lubricantes.

Ambas operaciones dependen de la aprobación de los consejos de administración de las empresas implicadas y del beneplácito de los organismos reguladores.

El plan de desinversiones de Petrobras iniciado el año pasado contempla la venta de activos por 15.100 millones de dólares hasta el final de este año.

Petrobras pretende acometer una reestructuración para reducir su tamaño, hacer frente a la grave crisis provocada por el escándalo de corrupción del que es protagonista y adecuar la empresa a una coyuntura negativa, con el barril de crudo más barato en una década.

La empresa calcula en cerca de 2.000 millones de dólares sus recursos que fueron desviados por la red de corrupción destapada en 2014 y que ha salpicado a una veintena de grandes compañías privadas y a medio centenar de políticos, incluidos ministros, senadores y diputados principalmente de los partidos oficialistas. EFE (I)

Publicidad