Ecuador. Domingo 23 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las protestas contra el TTIP alcanzan el Congreso de Católicos de Alemania

La canciller alemana Angela Merkel conversa con el canciller austriaco Werner Faymann durante una fotografía de grupo en una cumbre de la Unión Europea, el jueves 18 de febrero de 2016, en Bruselas, Bélgica. (Foto AP/Martin Meissner)

Las protestas contra un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, el TTIP, llegaron hoy al Congreso de los Católicos de Alemania, concentración que se abrió el pasado miércoles en Leipzig (este del país) con un saludo por vídeo del papa Francisco.


Publicidad

Alrededor de un millar de manifestantes desfilaron por esa ciudad del “Land” (estado federado) de Sajonia con pancartas con lemas como “STOP al TTIP”, coincidiendo con la jornada de cierre de esa reunión de los católicos laicos de Alemania, que en cuatro días recibió a unos 40.000 visitantes.

Mientras que en días pasados esas jornadas de reflexión contaron con la presencia de representantes de todos los partidos parlamentarios -incluidos ministros de la gran coalición de la canciller alemana, Angela Merkel- hoy el orador principal fue el eurocomisario de Economía, Günther Oettinger.

Ante los asistentes al Congreso, Oettinger insistió en que el propósito de la Comisión Europea (CE) es conseguir cerrar para el próximo otoño un acuerdo con Estados Unidos.

Esa es también la postura oficial del Gobierno de Merkel, quien en la visita del presidente estadounidense, Barack Obama, a Hannover en abril pasado hizo hincapié en la importancia del TTIP para las relaciones transatlánticas.

La víspera del encuentro entre la canciller y el presidente de EEUU, unas 25.000 personas habían marchado por el centro de Hannover con consignas parecidas a las de hoy en Leipzig.

El Congreso de los Católicos de Alemania se abrió con un vídeomensaje, en un correcto alemán, del papa Francisco, en el que instaba a los fieles a atender a ancianos, refugiados, enfermos y desempleados, a los que “muy a menudo”, la sociedad actual “roba su dignidad”.

“Deseo a todos los reunidos en Leipzig y a todos los creyentes en Alemania que den un mayor espacio en su vida a la voz de los pobres y compungidos”, dijo el papa.

En la jornada inaugural intervino también el presidente alemán, Joachim Gauck, un expastor protestante, quien destacó el papel positivo de las religiones en el país. EFE (I)