Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Alemania apuesta por Bolivia para tren sudamericano

Bolivia (AP) — Alemania apoya el proyecto boliviano para construir una línea ferroviaria que unirá los océanos Atlántico y Pacífico a través de Sudamérica frente a la propuesta que impulsa China con Brasil y Perú y cuya ruta no toma en cuenta a Bolivia.

Publicidad

“En nuestra opinión la conexión por Bolivia es técnicamente factible y realizable. Al ser más corto puede ser más económico y tendrá menor impacto ambiental porque atravesará una región donde ya hay carreteras y ferrovías”, dijo en entrevista con la AP el embajador de Alemania, Peter Linder.

En mayo de 2015, China, Brasil y Perú firmaron un segundo memorando para realizar un estudio previo de factibilidad que será concluido este año. La ruta propuesta es por el norte para unir Brasil con el puerto peruano de Piura con una extensión de 8.000 kilómetros y un costo de 10.000 millones de dólares.

La posibilidad de quedar al margen obligó al presidente Evo Morales a interesar a Alemania para proponer un estudio alternativo que pueda convencer a Brasil y Perú que la ruta más corta sería a través de territorio boliviano por la parte más estrecha del continente.

La canciller alemana Angela Merkel envió en enero al viceministro de Transportes Rainer Bomba quien dijo que la conexión entre los puertos de Santos (Brasil) e Ilo (sur del Perú) a través de Bolivia representa “la mejor solución”.

Ya existe un tren que une la provincia oriental de Santa Cruz con el mato Grosso brasileño y eso bajará los costos, dijo el ministro de Obras Públicas, Milton Claros. Equipos de Bolivia trabajan en reserva con los alemanes para perfilar una propuesta.

El proyecto de Morales “interesa mucho a las empresas alemanas” y podría crearse un “consorcio multinacional” entre los tres países y bancos, “pero hay que estudiar bien el proyecto para minimizar los riesgos políticos y financieros”, dijo Linder.

Por Bolivia el tren podría beneficiar también a Argentina y Paraguay, y Alemania dispone de la mejor tecnología en transporte férreo, argumentó el diplomático.

Sin embargo, Brasil y Perú ven como complementario la ruta que propone Bolivia, pero han aceptado escuchar la propuesta. “A Brasil le interesa avanzar en proyectos de infraestructura en América del Sur y el proyecto boliviano podría desarrollarse de manera complementaria a la ferrovía transcontinental, pero al gobierno brasileño le interesa conocer el estudio económico y financiero de Bolivia”, dijo hace poco el embajador brasileño Raymundo Santos.

Los cambios políticos en Brasil y Perú podrían demorar la decisión final, pero nadie duda de los grandes beneficios económicos del proyecto y del interés de China de impulsar una ruta más barata para proveerse de materias primas, según los expertos. (I)

Publicidad