Ecuador. Martes 27 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Derrame de crudo en Amazonía peruana es menor a 500 barriles, según Petroperú

El derrame de petróleo que se produjo la semana pasada en la Amazonía de Perú por una nueva rotura en el Oleoducto Norperuano es de menos de 500 barriles, según afirmó la empresa estatal Petroperú, operadora de la instalación, en un comunicado difundido hace unas horas.

Publicidad

La compañía señaló que la cantidad de crudo recuperada en la zona de la fuga es de 118 barriles y que las tareas para remediar el área contaminada continuarán con la colaboración de la empresa finlandesa Lamor Corporation y la argentina Inmac, además de habitantes locales.

El vertido de petróleo se conoció el viernes 24 de junio a la altura del kilómetro 213 del oleoducto, situado en el distrito de Barranca, que se encuentra en la región amazónica de Loreto, en el noreste de Perú.

La empresa trasladó a la zona generadores de energía eléctrica, bombas, depósitos y una excavadora, entre otras herramientas para agilizar las tareas de limpieza del derrame.

El presidente de Petroperú, Germán Velásquez, y el director general de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas, Omar Chambergo, visitaron el lugar de la fuga para supervisar los trabajos de descontaminación.

El Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) anunció el martes que inició un proceso para sancionar a Petroperú por haber bombeado petróleo por el oleoducto en los días previos a que se reportara la fuga cuando había un mandato de mantener las operaciones suspendidas por dos fugas anteriores.

El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, informó el miércoles que Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) decidirá hoy si le abre otro proceso sancionador o si le aplica una multa por haber supuestamente infringido esa prohibición de operar la instalación y ser además un caso reincidente.

Pulgar-Vidal también señaló que su ministerio prepara una denuncia que presentará ante la Fiscalía para que investigue quién tomó la decisión de bombear crudo sin tener la autorización de Osinergmin.

Petroperú respondió el miércoles en otro comunicado que el 21 de junio realizó pruebas de operatividad en el oleoducto tras culminar un proceso de mantenimiento a una serie de anomalías reportadas en 2015, con lo que consideraba que había cumplido con el mandato de Osinergmin que suspendía el reinicio de las operaciones.

Durante la realización de esas pruebas no se detectaron anomalías y la presión de bombeo fue de 37 kilos por centímetro cuadrado, “muy inferior” a los 44,7 kilos por centímetro cuadrado que indica a Osinergmin como presión máxima de bombeo seguro en ese tramo del oleoducto, según la empresa.

La compañía también afirmó que el tramo I del oleoducto, donde se produjo el vertido, se mantiene lleno de petróleo y presurizado, con un volumen estimado de 538.000 barriles.

Osinergmin decretó la suspensión de operaciones en el oleoducto en febrero tras registrarse dos roturas en la tubería que derramaron al menos 3.000 barriles a ríos de la cuenca amazónica.

El Oleoducto Norperuano, operativo desde 1977, transporta el petróleo extraído en la selva peruana hasta el terminal portuario de Bayóvar, en el océano Pacífico, a lo largo de un trayecto de 854 kilómetros de tuberías. EFE (I)

Publicidad