Ecuador. Viernes 30 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bashar Al Asad reemplaza titulares de carteras económicas del Gobierno sirio

A Syrian girl holds her national flag bearing a portrait of Syria's President Bashar al-Assad

El presidente sirio, Bachar al Asad, cambió hoy a cinco importantes ministros de su Gobierno para hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra en Siria, pero las principales carteras relacionadas con el conflicto permanecen como hasta ahora.

Publicidad

La televisión estatal siria informó de que el mandatario designó a Adib Mayaleh como nuestro ministro de Economía, a Ali Ghanem como titular de la cartera de Petróleo, a Zuheir Jarbutli al frente de Electricidad, a Mamun Hamdan como ministro de Finanzas y a Abdalá Garbi como responsable de Comercio Interior.

Asimismo, otras nueve carteras menores cuentan desde hoy con nuevos ministros, como Ramez Turyuman, que sustituirá a Omran Zubi al frente del departamento de Información.

Mientras, los ministros de Interior y Defensa permanecen en sus puestos, así como el jefe de la diplomacia siria, Walid al Mualem.

La remodelación del Gobierno sirio estaba prevista tras la renovación del Parlamento en las elecciones legislativas del pasado 13 de abril.

El pasado 22 de junio, Al Asad encargó al hasta entonces ministro de Economía, Emad Mohamed Dib Jamís, que formara un nuevo Gabinete, en sustitución del primer ministro Wael al Halaqi, en el cargo desde 2013.

Hace dos años, el presidente sirio realizó cambios económicos en su Gabinete y reemplazó a los titulares de Finanzas, Petróleo, Trabajo, Vivienda, Asuntos Sociales, Obras Públicas y Agricultura para tratar de dar un impulso a la maltrecha economía del país.

Un año después, en agosto de 2015, el mandatario nombró a dos nuevos ministros para las carteras de Asuntos Sociales y de Comercio Interno y Protección del Consumidor.

El conflicto, que estalló en 2011, ha afectado gravemente a la economía y a la infraestructura del país, por lo que el Gobierno ha adoptado programas de reconstrucción.

En este tiempo, grupos terroristas y rebeldes armados se han hecho con el control de amplias partes del territorio y de los recursos económicos del país, entre ellos campos petrolíferos y pasos fronterizos.

La moneda local se ha desplomado y actualmente un dólar se cambia a 500 libras sirias, frente a las 50 que valía en marzo de 2011.

Desde el comienzo de la contienda no ha habido cambios radicales en la composición del Ejecutivo -integrado por más de 30 ministros- ni en las políticas del mismo y el Gobierno se ha mantenido firme a la hora de defender su actuación en el conflicto, en el que han muerto más de 250.000 personas. EFE (I)

Publicidad