Ecuador. Sábado 1 de octubre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pichincha recibe USD 55 millones para créditos a PYMES de mujeres

Banco Pichincha, oficina matriz en Quito. Foto de Archivo.

La Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, reforzó su apoyo a las pequeñas y medianas empresas de Ecuador que pertenecen a mujeres con un nuevo préstamo de USD 55 millones para Banco Pichincha, una entidad financiera que busca ampliar sus líneas de financiamiento para mujeres empresarias.

Publicidad

El préstamo está conformado por USD 20 millones de IFC y USD 15 millones del Fondo de Deuda para Mujeres Empresarias, un fondo de inversión privada gestionado por IFC Asset Management Company. El fondo es parte del Mecanismo de Oportunidades para Mujeres Empresarias de la iniciativa 10 000 Mujeres de Goldman Sachs e IFC, una alianza dedicada a ampliar el acceso de las mujeres empresarias al financiamiento.

Este mecanismo puesto en marcha en 2014 —el primero de su tipo— tiene como objetivos ayudar a reducir una brecha de crédito a nivel mundial estimada en USD 285 000 millones que sufren las pymes que pertenecen a mujeres y permitir que 100 000 mujeres empresarias hagan crecer sus negocios. Los USD 20 millones restantes fueron aportados por Finance in Motion, una empresa de inversiones de Alemania.

Banco Pichincha utilizará el nuevo financiamiento para aumentar en alrededor de un 50 por ciento sus préstamos a pymes de Ecuador en un momento en que el país se recupera del terremoto devastador sufrido en abril. Impulsar el acceso financiero de las pymes es fundamental para el crecimiento sostenible del país, ya que son un factor determinante de la actividad económica y la creación de empleo. El banco tiene previsto ampliar su alcance en los próximos tres años y llegar a unas 2500 pymes de mujeres con los nuevos recursos.

“Banco Pichincha ha podido comprobar que invertir en pymes de mujeres conduce al crecimiento económico y la creación de empleo en Ecuador”, dijo María Belén Sánchez, gerente de productos de la entidad. “Se puede hacer mucho más para garantizar que las mujeres empresarias tengan acceso al capital. Al asociarnos con IFC, estamos haciendo frente al obstáculo con el que se encuentran cuando necesitan obtener financiamiento”, dijo.

De acuerdo con estudios realizados por la base de datos de IFC y McKinsey sobre el déficit de financiamiento empresarial, casi un 37 % de las pymes formales pertenece a mujeres; de ese grupo, el 71 % son empresas subatendidas o desatendidas. Se estima que la deficiencia de crédito en las pymes formales de propiedad de mujeres en Ecuador asciende a USD 3000 millones por año.

“IFC continúa ampliando su respaldo a Ecuador después del terremoto”, dijo Carlos Leiria Pinto, responsable de IFC para la región andina. “Confiamos en que nuestra alianza con Banco Pichincha contribuirá a impulsar el crecimiento económico en Ecuador; además, es una muestra de nuestro compromiso de ofrecer oportunidades a las mujeres empresarias que enfrentan el desafío de conseguir financiamiento para sus negocios”, añadió.

“El acceso al capital es un obstáculo clave para el crecimiento de las mujeres empresarias”, dijo Noa Meyer, gerente y directora mundial de la iniciativa 10 000 Mujeres de Goldman Sachs. “Las investigaciones de Goldman Sachs demuestran que, si achicamos la brecha de acceso al crédito que sufren las mujeres, se aumentará el ingreso per cápita en aproximadamente un 12 por ciento en los mercados emergentes para 2030. Este nuevo préstamo a Banco Pichincha pondrá más capital en las manos de las mujeres empresarias de Ecuador, quienes impulsarán el crecimiento económico y la creación de empleo en el futuro”.

El proyecto también ayudará a Banco Pichincha a duplicar las actividades con un enfoque climático inteligente en un período de tres años, ya que emprenderá nuevos proyectos de este tipo con medidas de eficiencia energética, energía renovable, eficiencia del uso del agua y una producción menos contaminante. Banco Pichincha ya es un pionero en Ecuador en lo que se refiere a actividades inteligentes en relación con el clima y tiene experiencia en respaldar proyectos de eficiencia energética, energía renovable y edificios ecológicos.

El préstamo forma parte de un compromiso más amplio de IFC con el Grupo Pichincha, que también opera en Colombia, Perú, Estados Unidos y España. El grupo se dedica a aumentar el acceso al financiamiento de los hogares de ingresos bajos y las pymes, por lo que constituye un socio estratégico para IFC en la región andina.

La estrategia de IFC en Ecuador consiste en ayudar a organizaciones que promueven la inclusión financiera. El apoyo de la Corporación a Ecuador comenzó cuando el país se convirtió en miembro de la institución en 1956; desde ese momento, IFC ha invertido unos USD 685 millones en el país.

El programa Banca para Mujeres de IFC tiene una función catalizadora porque ayuda a las instituciones financieras a cubrir las necesidades de las mujeres empresarias de un modo sostenible y rentable. Desde su lanzamiento en 2010, mediante el programa se han realizado 37 inversiones en todo el mundo por un total de más de USD 1000 millones y se han puesto en marcha 28 proyectos de asesoría.

La iniciativa 10 000 Mujeres e IFC proporcionaron inversiones de base para crear el mecanismo y están trabajando con los bancos locales de los mercados emergentes para movilizar el capital existente hacia las pymes de mujeres mediante la eliminación de las barreras al acceso financiero. Desde que el mecanismo se puso en marcha en 2014, ha conseguido más de USD 550 millones en compromisos para bancos de 16 países, lo que ha incrementado el financiamiento para las mujeres empresarias.

Publicidad