Ecuador. Lunes 5 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los exportadores brasileños prevén un superávit histórico para este año

Brasil terminará el año con un superávit en su balanza comercial de 46.934 millones de dólares, el mayor en la historia del país, según una previsión divulgada hoy por la patronal que agrupa a los exportadores, que no ve positivo el dato ya que es producto de una fuerte caída de las importaciones.

Publicidad

Pese a que será récord, el saldo comercial no es considerado como positivo por los exportadores, ya que los embarques caerán con respecto al año pasado, según el informe divulgado por la Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB).

“La perspectiva es desfavorable para la corriente de comercio. Se trata de un dato negativo debido a que el superávit es fruto de una fuerte caída de las importaciones y no de la elevación de las exportaciones”, explicó el presidente de la patronal, José Augusto de Castro.

De acuerdo con las previsiones de la AEB, las exportaciones brasileñas de este año caerán un 1,9 % con respecto a las de 2015 y se ubicarán en 187.504 millones de dólares, en tanto que las importaciones bajarán un 18 %, hasta 140.570 millones de dólares.

El superávit de 2016 crecerá en un 138,4 % con respecto al de 2015 (19.681 millones de dólares) y superará al récord de 2006 (46.456 millones de dólares), hasta ahora el más elevado.

Según los datos oficiales, Brasil acumuló en el primer semestre de este año un superávit de 23.635 millones de dólares, el mejor resultado desde 1989, cuando el indicador comenzó a ser medido, producto de exportaciones por un valor de 90.237 millones de dólares e importaciones por 66.602 millones de dólares.

Las exportaciones, pese a que aumentaron en volumen, se redujeron en valores en un 5,9 % en el primer semestre por la caída de los precios de las materias primas y por la apreciación del real frente al dólar, que fue de casi un 20 % en el primer semestre.

Las importaciones bajaron un 28,9 % en la misma comparación por la grave recesión que enfrenta Brasil, cuya economía se encogió un 3,8 % el año pasado y, según las últimas previsiones, volverá a reducirse este año en un porcentaje similar.

De acuerdo con la patronal de los exportadores, en 2016 Brasil completará cinco años de caída de las exportaciones, desde 256.039 millones de dólares en 2011 hasta los 187.504 millones de dólares previstos para este año.

El flujo de comercio, que suma exportaciones e importaciones y refleja la actividad económica del país, caerá desde el récord de 482.286 millones de dólares en 2011 hasta los 328.074 millones de dólares previstos para este año.

De acuerdo con la patronal, las exportaciones de soja en grano, hierro y petróleo, principales productos de la pauta exportadora brasileña, acapararán el 23,1 % de los embarques este año, frente al 24,5 % el año pasado.

Según De Castro, las exportaciones podrán caer aún más de lo previsto este año en caso de que se mantenga la actual tendencia de apreciación del real frente al dólar y como consecuencia de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

“Las proyecciones divulgadas hoy están basadas en escenarios y perspectivas actuales, que pueden cambiar por el posible agravamiento de la recesión interna y su reflejo en las importaciones, por una caída de la demanda en China y su impacto en las exportaciones de materias primas y por la crisis de Argentina y su impacto en las ventas de manufacturados”, dijo el dirigente. EFE (I)

Publicidad