Ecuador. Sábado 1 de octubre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ministro Rafael Poveda advierte salida de PDVSA de importante campo petrolífero

Rafael Poveda, ministro ecuatoriano. Foto de Archivo.

Quito, (EFE).- El ministro coordinador de Sectores Estratégicos de Ecuador, Rafael Poveda, advirtió hoy de la salida de la petrolera estatal venezolana (PDVSA) del campo de extracción de crudo Sacha, en la Amazonía ecuatoriana, que opera en sociedad con la nacional Petroamazonas.

Publicidad

“PDVSA está en un proceso de salida” de Sacha, uno de los mayores campos de producción de crudo en Ecuador, señaló Poveda en declaraciones al diario El Comercio, y dijo que se busca a otro inversionista.

“Estamos avanzando y en conversaciones con algunas empresas interesadas. Todavía faltan algunas cosas”, añadió el ministro.

Petroamazonas, de su lado, indicó a Efe que la operación en el campo Sacha hasta el momento se realiza con normalidad por parte del consorcio, con una producción diaria que alcanza los 72.000 barriles de crudo, según un promedio entre enero y junio de este año.

En un comunicado, Petroamazonas aseguró que la empresa de economía mixta Operaciones Río Napo, “realiza actividades de administración, incremento de producción, desarrollo, optimización, mejoramiento integral y explotación del campo Sacha”.

Este yacimiento se encuentra en el denominado “Bloque 60”, en la jurisdicción de Joya de los Sachas, en la provincia amazónica de Orellana, en el este del país.

“Al momento se encuentran 237 pozos en producción, además de 10 pozos reinyectores y 6 pozos inyectores”, precisó.

El paquete accionarial de Río Napo corresponde en un 70 % a Petroamazonas y en un 30 % a PDVSA, de acuerdo al comunicado de la empresa pública ecuatoriana.

Según el diario El Comercio, el pasado 5 de abril, la Superintendencia de Compañías habría dispuesto abrir un proceso de disolución de PDVSA-Ecuador por no haber presentado balances desde el año 2013 y presumir que estaba inactiva.

Dicha petrolera, por su parte, el 10 de junio pasado habría pedido suspender de manera provisional los efectos de la disolución de la empresa y justificado la no presentación de los balances, debido a un supuesto retraso de la Contraloría del Estado en la selección y contratación de firmas especializadas externas para auditar los estados financieros.

PDVSA dijo que ello pudo llevar a la Superintendencia de Compañías a presumir como “inactiva” a la empresa.

Ecuador, el socio más pequeño de la OPEP, bombea unos 530.000 barriles diarios de crudo, producto que es uno de sus principales rubros de exportación e importante base de su economía. EFE (I)

Publicidad