Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama niega que EEUU esté al “borde del colapso”

l presidente Barack Obama (derecha), escucha a su colega de México, Enrique Peña Nieto (izquierda), durante una conferencia de prensa conjunta en el Salón Este de la Casa Blanca, en Washington, el viernes 22 de julio de 2016. (AP Foto/Susan Walsh)

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama rechazó ferozmente el viernes la representación de Estados Unidos hecha por Donald Trump, de un país al “borde del colapso”, asegurando que las cifras de delincuencia violenta y de inmigración ilegal han caído bajo su dirección a sus tasas más bajas en décadas.

Publicidad

Aludiendo a las elecciones presidenciales de noviembre, Obama dijo: “No vamos a tomar buenas decisiones basadas en temores que no tienen una base en la realidad”.

El mandatario estadounidense habló en una rueda de prensa junto al presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Ambos presidentes reiteraron la importancia de la relación entre sus países en un año electoral en Estados Unidos que a veces ha puesto a prueba tal alianza. Peña Nieto y Obama expusieron su compromiso de reforzar las relaciones entre las dos naciones y subrayaron los beneficios del comercio y la amistad entre ambas naciones.

Obama dijo que el comercio con México ha aportado una inversión importante y empleos a Estados Unidos. Dijo que su país vende más a México que a China, India y Rusia juntas.

El presidente estadounidense dijo que durante su presidencia ha trabajado para profundizar la relación entre ambos países norteamericanos. “No solo somos socios estratégicos y económicos, sino también somos vecinos y somos amigos”, declaró Obama.

Obama buscó minimizar los dos pilares del discurso de Trump del jueves por la noche durante la Convención Nacional Republicana, con el cual aceptó la nominación presidencial republicana. Trump dijo que si es elegido, “restaurará la seguridad” en el país y en el extranjero.

El presidente respondió a una letanía de estadísticas que expuso el candidato republicano Donald Trump durante la convención y aseguró que la inmigración ilegal y la violencia son un problema menor de lo que fue hace 20 o 30 años.

“Esta idea de que Estados Unidos está de alguna manera al borde del colapso, esta visión de la violencia y del caos en todas partes, en realidad no corresponde con la experiencia de la mayoría de la gente”, dijo Obama a los periodistas.

El índice de delitos violentos, agregó, ha sido menor durante su presidencia que en cualquier momento en las últimas tres o cuatro décadas. Aunque reconoció un aumento en los homicidios en algunas ciudades de Estados Unidos este año, Obama dijo que el índice de crímenes violentos de la actualidad es mucho menor que cuando Ronald Reagan fue presidente en la década de 1980.

Obama utilizó el mismo argumento al hablar de la inmigración, al decir que el cruce ilegal por la frontera es de apenas un tercio de lo que fue durante el gobierno de Reagan, y más bajo que en cualquier momento desde entonces.

El mandatario mexicano, por su parte, dijo que no va a involucrarse en el proceso electoral estadounidense, y que espera con ansias tener un diálogo abierto y franco con quien resulte elegido.

Peña Nieto evitó responder a preguntas sobre la promesa de Donald Trump de, en caso de resultar elegido, construir un muro entre los dos países y hacer que México pague por él. El presidente de México ha dicho antes que su país no pagará por el muro en caso de que Trump sea presidente.

Los dos presidentes también aprobaron el Acuerdo de Asociación Transpacífico, que ambos países han firmado. Dijeron que hará aún más fuerte la relación entre sus países. Explicaron que ambos gobiernos han aprendido del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, de dos décadas de edad, que en gran medida ha criticado Trump.

(I)

Publicidad