Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador vendió energía a Colombia por 40 millones de dólares este año

ARCHIVO: Esteban Albornoz. Foto por Agencia Andes.

Quito, (EFE).- Ecuador vendió a Colombia energía por unos 40 millones de dólares en lo que va del año, informó hoy el ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, tras señalar que el próximo jueves se inaugurará otra planta hidroeléctrica en el sur del país.

Publicidad

“Estamos cercanos a los 40 millones de dólares de venta de energía a Colombia”, señaló Albornoz en un diálogo con periodistas, en el que señaló que con la entrada de nuevas centrales hidroeléctricas como Sopladora, que se inaugurará el jueves, Ecuador va a “seguir exportando energía”.

El ministro destacó varios proyectos ejecutados en los últimos años, como las centrales hidroeléctricas de Manduriacu, Sopladora y Coca Codo Sinclaire, que han permitido cambiar la matriz de consumo de energía en el país, en el pasado atado a la producción de electricidad por medio del petróleo.

Según él, en la actualidad, “el 85 por ciento de la energía que se consume en el país es energía renovable, energía limpia”, gracias al aprovechamiento de los recursos hídricos, que no fue tomada en cuenta en el pasado.

“Ya cambió la matriz eléctrica en Ecuador“, subrayó Albornoz al insistir en la importancia que tendrá la próxima inauguración del proyecto Sopladora, ubicado en la provincia de Azuay, en el sur andino del país.

Esa central, que será inaugurada por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, tiene la capacidad para cubrir un 13 %, explicó el ministro.

Sopladora, cuya construcción demandó una inversión de 755 millones de dólares, permitirá ahorrar a Ecuador unos 280 millones de dólares al año, al sustituir el consumo de petróleo en la producción de electricidad.

Con una capacidad instalada de 487 megavatios de potencia, Sopladora evitará también la contaminación del ambiente, pues equivaldría a sacar de funcionamiento a 380.000 vehículos y evitaría la emisión de 1.090.000 toneladas de dióxido de carbono al aire.

El Gobierno ecuatoriano no ha descartado poner en concesión al sector privado dicha planta hidroeléctrica, ante lo cual Albornoz informó que hay “algunos interesados” en la operación. EFE (I)

Publicidad