Ecuador. Miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

PDVSA y Rosneft abordan necesidad de consenso para estabilizar precios crudo

El presidente de la estatal venezolana PDVSA, Eulogio Del Pino, se reunió hoy en Moscú con su par de la petrolera estatal rusa Rosneft, Igor Sechin, para abordar la necesidad de un acuerdo entre productores con el fin de lograr un “precio justo” del crudo, informaron fuentes oficiales en Caracas.

Publicidad

Según un comunicado, Del Pino y Sechin discutieron sobre la coyuntura actual del mercado petrolero y la necesidad de satisfacer la demanda mundial del hidrocarburo, así como de mantener los niveles de inversión en la industria.

También revisaron el avance de los proyectos que actualmente PDVSA y Rosneft ejecutan en materia de producción en la Faja Petrolífera del Orinoco, ubicada al sur de Venezuela, y de una nueva empresa mixta que conformarán para la explotación de gas al oriente del país caribeño.

El presidente de Rosneft reiteró que seguirán invirtiendo en Venezuela y que la alianza es a largo plazo por las oportunidades que tiene la industria petrolera venezolana, según el comunicado.

Del Pino y Sechin designaron un equipo técnico que presentará una hoja de ruta para el desarrollo de nuevos proyectos conjuntos, tanto en Venezuela y Rusia como en otros países, con la finalidad de ejecutar iniciativas que beneficien a ambos países.

Para ello el presidente de la petrolera rusa adelantó que tiene previsto en su agenda realizar una visita a Venezuela en noviembre de este año.

La visita a Rusia por parte del ministro venezolano responde a una iniciativa que ha emprendido el Gobierno de Nicolás Maduro para que naciones miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otras productoras no pertenecientes lleguen a un acuerdo para estabilizar el mercado petrolero mundial.

Según el comunicado, esta representa una “parada estratégica” por el “peso clave” que tiene el país euroasiático sobre un posible acuerdo, debido a su condición como principal productor petrolero fuera de la OPEP. EFE

Publicidad