Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Índice S&P 500 tiene su peor racha desde 1980

En esta imagen del 4 de enero de 2010 se ve la entrada a la estación Wall Street del metro de Nueva York. Las acciones cayeron el viernes 4 de noviembre de 2016 por noveno día seguido, lo que representa su racha perdedora más larga en 36 años. (AP Foto/Mark Lennihan, Archivo)

NUEVA YORK (AP) — El lento y constante desplome en el mercado accionario previo a las elecciones de 2016 continuó el viernes, luego que Wall Street registró pérdidas por noveno día seguido, lo que representa su periodo más largo a la baja en más de tres décadas.

Publicidad

Los inversionistas continúan enfocados en la elección presidencial en Estados Unidos, al grado que no existe un claro favorito entre algunos operadores, lo que ha puesto al mercado a la defensiva.

El promedio industrial Dow Jones perdió 42,39 puntos, 0,2%, hasta los 17.888,28. El índice Standard & Poor’s 500 cayó 3,48 enteros, 0,2%, y se ubicó en 2.085,18, mientras que el compuesto Nasdaq cedió 12,04 unidades, 0,2%, y cerró en 5.046,37.

La última ocasión que el S&P 500 cayó por nueve días en fila fue en diciembre de 1980, hace casi 36 años. Ronald Reagan ni siquiera era presidente.

Sin embargo, las pérdidas han sido menores durante esos nueve días, comparativamente hablando. Durante su racha de nueve días a la baja de 1980, el S&P 500 cayó 9,4%, de acuerdo con Howard Silverblatt de S&P Global Market Intelligence, en comparación con 3,1% en el periodo actual.

Los inversionistas apuntan a un factor en el declive: Donald Trump.

A tan solo unos días de los comicios, Hillary Clinton aún encabeza las encuestas nacionales, pero Trump parece cerrar el margen de manera considerable, especialmente en los estados sin inclinación definida. A los inversionistas les gusta la certidumbre y a Clinton se le ve como alguien capaz de mantener el estatus quo. Las políticas de Trump son menos claras y la incertidumbre y la incómoda cercanía en las encuestas han puesto nerviosos a los mercados financieros.

Algunos inversionistas temen que Donald Trump se convierta en presidente”, dijo Michael Scanlon, un director de cuenta en Manulife Asset Management.

Otros directores de cuenta y estrategas del mercado han expresado comentarios similares, señalando que es posible que el descenso continúe en Wall Street si Trump prevalece en los comicios, al menos en el corto plazo. El VIX, una medida de volatilidad conocida en Wall Street como “indicador del miedo” porque les permite a los inversionistas apostar qué tanto cambiará el mercado en los próximos 30 días, subió 40% esta semana a su nivel más alto desde junio, cuando Gran Bretaña votó en favor de separarse de la Unión Europea.

“Nadie sabe en realidad lo que Trump haría si llega al poder, posiblemente ni siquiera él lo sabe”, dijo Joshua Mohony, analista de mercado en IG. “Es esa incertidumbre la que arrastra la negatividad que ha dominado al mercado esta semana”.

Algunas alentadoras noticias en la economía estadounidense mantuvieron al mercado en alza durante gran parte del día, pero las ganancias se desvanecieron en las últimas horas. Los operadores no quisieron retener posiciones durante el fin de semana previo a las elecciones y se refugiaron en sus inversiones usuales: bonos gubernamentales y oro.

Durante el mes de octubre se añadieron 161.000 empleos en Estados Unidos y hubo un considerable aumento de salarios para muchos trabajadores. El reporte mensual del Departamento del Trabajo publicado el viernes pintó un panorama de un resistente mercado laboral. El ritmo de contrataciones ha sido congruente con una economía decente. La tasa de desempleo cayó al 4,9% respecto al 5%. El pago promedio por hora se incrementó en 10 centavos por hora hasta alcanzar un promedio de 25,92 dólares por hora. Eso es 2,8% más alto que hace un año y su mayor incremento interanual en siete años.

El crudo estadounidense de referencia perdió 59 centavos hasta los 44,07 dólares por barril en Nueva York. El petróleo Brent, referente internacional, cayó 77 centavos hasta alcanzar los 45,58 dólares por barril en Londres.

El precio de los bonos del gobierno estadounidense subió. El rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años cayó a 1,78% respecto al 1,81% de la jornada previo.

El oro subió 1,20 dólares hasta los 1.304,50 dólares por onza. La plata perdió 5 centavos hasta los 18,37 dólares por onza y el cobre ganó 2 centavos y cerró en 2,27 dólares por libra.

(I)

Publicidad