Ecuador. Martes 6 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Carrier mantendrá empleos en EE.UU., ya no se van a México

WASHINGTON (AP) — El fabricante de aires acondicionados Carrier Corp. llegó a un acuerdo con el presidente electo Donald Trump para mantener en Indiana unos 1.000 empleos que planeaba llevarse a México, informaron ambas partes.

Publicidad

Trump y el vicepresidente electo Mike Pence viajarán al estado el jueves para develar el pacto junto con ejecutivos de la empresa.

Trump confirmó el acuerdo mediante un tuit el martes: “¡Un acuerdo magnífico para los trabajadores!”.

Durante la campaña, Trump prometió que de ser elegido trataría de evitar que los empleos sean transferidos al exterior. Sus promesas en torno al sector de la manufactura contribuyeron a darle apoyo entre la clase obrera en estados como Michigan, que llevaba décadas sin votar por un republicano para presidente.

No se han difundido los detalles del acuerdo. Carrier tuiteó que está “complacida de haber llegado a un acuerdo” con Trump y Pence para mantener los puestos en Indianápolis.

Ni Wilbur Ross, el designado por Trump como secretario del Tesoro, ni Steven Mnuchin, designado como secretario de Comercio, divulgaron detalles del pacto el miércoles. Pero Mnuchin dijo al programa “Squawk Box” de la CNBC que el gobierno de Trump “mantendrá canales abiertos de comunicación con líderes empresariales”.

Reveló que Trump llamó al director ejecutivo de la empresa matriz de Carrier y le dijo que “es importante mantener los empleos en el país”.

En febrero, Carrier anunció que cerraría su planta de Indianápolis que tiene 1.400 trabajadores y que trasladaría las labores de manufactura a México. Los empleados de esa instalación serían despedidos a lo largo de tres años a partir del 2017.

United Technologies Electronic Controls también anunció a comienzos del año que trasladaría su fábrica de Huntington a unas nuevas instalaciones en México, lo que privaría a esa ciudad del norte de Indiana de 700 puestos de empleo para el 2018. Esos obreros fabrican controles para industrias de la refrigeración.

Carrier y UTEC son ambas filiales de United Technologies Corp., que además es propietaria de Pratt & Whitney, un fabricante de turbinas para aviones militares y que depende en parte de contratos con el Departamento de Defensa.

En un debate en septiembre contra la candidata demócrata Hillary Clinton, Trump criticó fuertemente los planes de Carrier.

“Cientos de compañías están haciendo esto, tenemos que evitar que nos roben nuestros empleos, tenemos que evitar que nuestras compañías se vayan al exterior”, dijo entonces Trump.

Publicidad