Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El BCE decidirá prolongar sus estímulos monetarios, prevén los mercados

El Banco Central Europeo (BCE) decidirá en la reunión de mañana prolongar los estímulos monetarios que aplica en la zona del euro más allá de marzo de 2017 para impulsar la economía y la inflación, según prevén los mercados.


Publicidad

La mayoría de los analistas coincide en que el BCE prolongará seis meses sus compras de deuda pública y privada en la zona del euro, sobre todo deuda soberana de los países de la zona del euro, y en que mantendrá la cantidad mensual en 80.000 millones de euros.

Asimismo el BCE cambiará algunos de los parámetros técnicos de las compras.

El BCE podría aumentar hasta el 50 % la cantidad máxima que adquiere de un emisor y de una emisión de deuda, frente al 33 % máximo que ha comprado hasta ahora.

La entidad monetaria no ha adquirido, de momento, bonos con una rentabilidad negativa por debajo de la tasa de depósito, la que cobra ahora a los bancos por el exceso de sus reservas, que está en el -0,4 %.

Este es otro de los parámetros que también podría decidir modificar el jueves para hacer frente a la escasez de algunos bonos, especialmente de deuda soberana alemana.

Con estas compras de grandes cantidades de deuda, el BCE contribuye a que los tipos de interés de los bonos se mantengan muy bajos, porque al aumentar la demanda suben los precios y baja la rentabilidad de los títulos de deuda, y deja espacio en el balance de los bancos para que puedan conceder créditos.

Desde que Donald Trump fue votado nuevo presidente de EEUU, han subido los tipos de interés de los bonos.

El voto del “no” a la reforma de la Constitución en Italia, aunque esperado y bien digerido por los mercados, ha creado un elemento más de inestabilidad política en la zona del euro, arrastró a la baja las acciones de los bancos italianos y disparó la rentabilidad de la deuda italiana a diez años por encima del 2 %.

Por lo que con la prolongación de los estímulos financieros el BCE tratará de que las condiciones financieras en la zona del euro sigan siendo favorables.

“El presidente del BCE, Mario Draghi, no querrá echar más leña al fuego”, sino más bien tendrá que actuar como una especie de paracaídas para los mercados financieros, comentan los expertos del VP-Bank.

Otros expertos señalan que es demasiado pronto para reducir las compras de deuda, como han pedido algunos miembros del consejo de gobierno del BCE, como los alemanes Jens Weidmann, que es presidente del Bundesbank, y Sabine Lautenschläger, que es miembro del comité ejecutivo.

La tasa de inflación interanual en la zona del euro ha subido por el reciente repunte del precio del petróleo y se sitúa en el 0,6 %, todavía un porcentaje muy lejos del objetivo del BCE, que es una tasa algo por debajo del 2 %.

El BCE ha dicho recientemente que no ve una tendencia alcista sostenida en la inflación subyacente, la que descuenta los precios de la energía y de los alimentos, y ha garantizado reiteradamente que mantendrá los estímulos monetarios hasta que la inflación se acerque a ese nivel.

La entidad monetaria publicará las nuevas proyecciones macroeconómicas, de crecimiento e inflación, de sus expertos.

En septiembre los expertos del BCE pronosticaron un crecimiento del 1,7 % este año y del 1,6 % para 2017 y 2018.

Asimismo previeron una inflación del 0,2 % este año, del 1,2 % en 2017 % y del 1,6 % en 2018. EFE