Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

México arranca en marzo liberalización gradual de precios de gasolina

Foto de Archivo: La República

México comenzará el 30 de marzo próximo la apertura gradual de los mercados de gasolinas y diésel a fin de permitir la libre fluctuación de precios en todo el país después de varias décadas en las que fueron fijados por el Gobierno.


Publicidad

El titular de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer, presentó hoy en una rueda de prensa el cronograma de flexibilización de mercados de gasolinas y diésel, que contempla cinco etapas de apertura por regiones.

Así, estos mercados transitarán en 2017 de un modelo de proveedor único, Petróleos Mexicanos (Pemex), a un esquema abierto en el que varios jugadores llevarán combustibles a todo el país y competirán por la preferencia de los consumidores con base en el precio, servicio y calidad del producto, afirmó.

Bajo este esquema se han comprometido inversiones por 2.000 millones de dólares en transporte y almacenamiento, y se esperan al menos 12.000 millones adicionales para el expendio al público de combustibles, señala un comunicado emitido por la CRE, la Secretaría de Energía, Pemex y la Procuraduría Federal del Consumidor.

De acuerdo con el cronograma aprobado la noche del martes por el pleno de la CRE, el proceso comenzará en los estados fronterizos con Estados Unidos por ser la zona con mayor conectividad a diversas fuentes de suministro de gasolinas y diésel.

En esa región se encuentra alrededor de 25 % del consumo nacional, con tres sistemas de transporte por ducto y cerca de 23 terminales de almacenamiento, además de que existen diversos puntos de importación por tierra y mar.

Los primeros estados donde se liberarán los precios a partir del 30 de marzo serán Baja California y Sonora, seguidos por Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y el municipio de Gómez Palacio, en Durango, el 15 de junio.

El 30 de octubre tocará el turno de resto de Durango, Baja California Sur y Sinaloa (noroeste), y un mes después la liberalización de los precios llegará a 20 entidades del centro y sur del país.

La última etapa se cumplirá el 30 de diciembre de 2017 en los estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán, ubicados en el sureste de México.

La flexibilización, impulsada por la reforma energética de 2013 que abrió el sector al capital privado, será precedida por un periodo en el que los nuevos jugadores podrán rentar capacidad disponible de transporte y almacenamiento de Pemex.

El precio de las gasolinas y el diésel será determinado por el precio del petróleo; los costos de refinación, transporte y almacenamiento; el margen comercial de venta; los impuestos y el tipo de cambio vigentes.

A partir del 1 de enero de 2017 y mientras se flexibiliza el precio en cada zona, la Secretaría de Hacienda establecerá precios regionales máximos y la CRE administrará un sistema de información para el monitoreo de precios al público, a fin de evitar abusos.

Además, la Procuraduría Federal Consumidor (Profeco) se encargará de verificar que las gasolineras despachen litros completos.

García Alcocer recordó hoy que el modelo de proveedor único desincentivó la inversión en transporte y almacenamiento de combustibles, lo que derivó en que la infraestructura fuera insuficiente.

Ello afectó la seguridad en el abasto de energéticos en un país en el que hay menos gasolineras de las que debería de haber por el tamaño de su economía. Por ejemplo, dijo, México tiene una cuarta parte de las gasolineras que tiene EE.UU. por habitante y la mitad de las que tiene Brasil. EFE