Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Peña Nieto justifica alza de gasolina al acabarse “gallina de huevos de oro”

CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 31/08/2016.- El presidente de México, Enrique Peña Nieto (i) recibe al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump (d) hoy, miércoles 31 de agosto de 2016, en la residencia Los Pinos en Ciudad de México (México). El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, expresó hoy su "gran respeto" al pueblo mexicano pero reiteró ante el presidente de México, Enrique Peña Nieto, la necesidad de construir "un muro para poner un alto a la inmigración" en la frontera común. EFE/JORGE NUÑEZ

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, justificó hoy el alza de los precios del combustible, que ha provocado el descontento de la ciudadanía, diciendo que se ha acabado la “gallina de los huevos de oro” y que hay que adaptarse a una nueva “lógica” en la que el país se había quedado “a la zaga”.


Publicidad

“Hemos disminuido nuestra plataforma de producción, hoy producimos menos petróleo que antes, se acabó la gran plataforma”, destacó el mandatario en la presentación, en la residencia de Los Pinos, de un paquete de medidas sociales para la economía familiar.

Peña Nieto puso como ejemplo el complejo Cantarell, que hace seis años producía “2,2 millones de barriles diarios y hoy produce 200.000”.

“La gallina de los huevos de oro se nos fue secando, se nos fue acabando”, señaló a modo de metáfora, recordando cómo se pudieron financiar “muchas cosas” cuando el precio del petróleo estaba alto y el Gobierno tenía excedentes, una situación que ha llegado a su fin.

Lamentó que “solo se advierten los efectos negativos” de la subida de entre el 14 y 20 % según el tipo de combustible, que ha generado protestas y disturbios, y aseguró que también hay “una parte positiva”.

Además del impacto que tendrá en los programas sociales, que no serán recortados, será beneficioso para el medio ambiente, porque en México se consumía una alta cantidad de gasolina “porque era barata”, afirmó.

“Somos un país que eventualmente está entrando en esta nueva lógica al amparo de un patrón que prácticamente impera en todo el mundo y México se había quedado a la zaga”, porque se seguían manteniendo de manera artificial los precios de las gasolinas gracias a los recursos públicos, destacó el presidente.

Reiteró que el aumento implementado el pasado 1 de enero es un medida “dolorosa pero responsable”, ya que los fondos públicos que antes se destinaban para subsidiar el precio de los combustibles ahora se podrán invertir en otros ámbitos, como la seguridad. EFE (I)