Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador anuncia retorno de oro monetario invertido en 2014 con Goldman Sachs

El Banco Central de Ecuador anunció hoy el retorno de una parte de sus reservas de oro, que colocó en una operación de “derivado crediticio” con el banco de inversiones Goldman Sachs.


Publicidad

El oro monetario ecuatoriano, que fue invertido en mayo de 2014 en Goldman Sachs International (GSI), retornó ayer al Banco Central del Ecuador (BCE), conforme lo previsto en la operación, indicó el instituto en un comunicado.

En mayo de 2014, el Banco Central de Ecuador colocó 466.000 onzas de oro, de sus reservas, en el banco de inversiones Goldman Sachs, con una tasa de rendimiento del 0,85 por ciento anual, por tres años.

El Banco Central explicó hoy que, con el retorno del metal a su poder, la cuenta de la Reserva Internacional del país, denominada “oro en el exterior”, registró el “ingreso de la totalidad de este activo”.

Recordó que el plazo de la inversión venció el pasado 20 de febrero, pero que, por ser una fecha festiva en Estados Unidos, país donde opera GSI, su liquidación se realizó un día después.

La inversión “representó para el BCE un rendimiento financiero de 85 puntos básicos por año, es decir, un ingreso total de 14,3 millones de dólares”, precisó el Instituto.

“Esta ganancia para el Ecuador demuestra la decisión acertada de haber invertido, por primera vez, este activo en instrumentos rentables y seguros, en contraste con mantenerlo inmovilizado en bóvedas”, destacó Madeleine Abarca, gerente del BCE.

Goldman Sachs procedió a la entrega del oro “en las mismas características pactadas (99,9 % Good Delivery) en el Banco Internacional de Pagos (BIS), que mantendrá la custodia de la totalidad del oro monetario a nombre del BCE”, agregó.

Abarca remarcó que es deber del Banco Central ecuatoriano buscar “mecanismos que permitan rentabilizar cualquier activo ocioso en beneficio del país”.

La operación financiera se trató de un “derivado crediticio sobre riesgo soberano”, por el que el país podía recibir beneficios, según explicaron autoridades en junio de 2014.

En esa época, las autoridades señalaron que el oro en reserva del país se mantenía en un banco en Suiza sin generar ningún beneficio, por lo que la colocación suponía una ganancia para el Estado. EFE