Ecuador. Sábado 19 de Agosto de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La economía boliviana creció un 4,3 % en 2016

El presidente Evo Morales, el 29 de febrero de 2016. Foto difundida por el MInisterio de Comunicación de Bolivia.

El producto interior bruto (PIB) de Bolivia creció un 4,3 % el año pasado, impulsado por todas las actividades económicas excepto la del petróleo y gas, que decreció un 4,4 %, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).


Publicidad

El crecimiento económico registrado en 2016 es inferior al de 2015, cuando la economía boliviana alcanzó un 4,9 %, y es el menor en el último quinquenio, en el que el porcentaje estuvo por encima del 5 %, según un reporte del INE.

La extracción de gas natural y petróleo, que da a Bolivia sus mayores ingresos fiscales, fue la única actividad que registró cifras negativas en 2016.

Bolivia exporta grandes volúmenes de gas natural a Brasil y Argentina, pero el precio del carburante ha bajado en los últimos meses, incluso a un tercio de lo que se cobraba en años anteriores.

Por el contrario, los sectores con las mayores variaciones positivas fueron los de construcción y de establecimientos financieros, ambos con un 7,8 %; la industria manufacturera, con un 6,2 %, y el área de transporte y almacenamiento, con un 6 %.

El área de electricidad, gas y agua creció un 5,3 %; la minería, un 4,7 %; el comercio, un 4,4 %; las comunicaciones, un 4,3 %; los servicios de la administración pública, un 4,3 %; y la actividad agropecuaria, un 3,1 %, entre otros.

En un informe difundido esta semana, el Banco Central de Bolivia (BCB) indicó que calcula que la economía crecerá este año un 4,7 % y la inflación se situará en torno al 5 %.

Según el ente emisor, las expectativas suponen que Bolivia logrará el crecimiento más alto en Suramérica y una de las inflaciones más bajas y estables de la región.

La entidad expuso que “el entorno externo prevaleciente en 2016 fue más adverso que el previsto” debido a “la desaceleración económica mundial y una contracción en América del Sur por segundo año consecutivo”.

En este contexto, las autoridades han generado “mayores impulsos monetarios y fiscales” para “sostener el crecimiento de la actividad y preservar las mejoras de los indicadores sociales”, agregó el BCB. EFE