Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Grecia y acreedores no logran nuevo acuerdo sobre deuda

Una bandera de la Unión Europea ondea delante del Partenon en Atenas, Grecia, el 15 de agosto de 2015. (Foto AP/Yorgos Karahalis)

BRUSELAS (AP) — Grecia y sus acreedores europeos concluyeron el lunes una ronda de negociaciones sin lograr un acuerdo que permita al país recibir nuevos préstamos y garantice un convenio sobre medidas de reducción de deuda cuando su actual programa de rescate financiero concluya el año entrante.


Publicidad

Sin embargo, Jeroen Dijsselbloem, el principal funcionario de la zona euro, dijo que un acuerdo amplio que abarque tanto la entrega del próximo crédito como un compromiso de reducción de deuda, podría ser alcanzado en tres semanas, cuando los ministros de finanzas de los 19 países de la zona euro se reúnan en Luxemburgo.

Aunque elogió los recientes progresos que las autoridades griegas han logrado para poner en marcha las reformas y recortes que los acreedores han exigido, Dijsselbloem señaló que aún hay ciertos temas que requieren solución.

Pero el tiempo se acaba para Grecia porque sin los préstamos de rescate podría tener dificultades para hacer un pago de unos 7.000 millones de euros (7.800 millones de dólares) en julio.

“Hemos logrado enorme progreso en cuanto al paquete de políticas sobre el que se ha hecho gran parte del trabajo”, declaró Dijsselbloem. “El gobierno griego ya ha hecho mucho trabajo en Grecia y está comprometido a continuar con ello lo más pronto posible para que podamos avanzar hacia el próximo abono antes del verano”.

Uno de los principales obstáculos se ha centrado en la divergencia de opiniones entre la zona euro y el FMI, que no participa financieramente en el actual programa de rescate para Grecia acordado en el verano de 2015 y que podría alcanzar 86.000 millones de euros en total.

Conseguir la participación del FMI es importante porque Alemania y Holanda han manifestado su renuencia a aportar más dinero para futuros créditos a Grecia sin la participación del fondo.