Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La economía brasileña creció un 1 % en el primer trimestre

La economía brasileña creció un 1 % en el primer trimestre de este año en comparación con los tres últimos meses de 2016, el primer resultado positivo desde diciembre de 2014 y que supone el fin de una recesión de dos años, informó hoy el Gobierno.


Publicidad

Según los datos del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), los tres sectores que componen el Producto Interior Bruto (PIB) tuvieron un resultado positivo entre enero y marzo, liderados por el agropecuario, que creció un 13,4 % -su mejor resultado en 20 años- gracias a una cosecha de granos récord.

La industria creció un 0,9 %, tras dos trimestres seguidos en negativo, y los servicios, que responden por el 70 % del PIB brasileño, se mantuvieron estables.

En comparación con el primer trimestre de 2016, sin embargo, el PIB brasileño se contrajo un 0,4 %, el duodécimo resultado negativo en la comparación anual, y en el acumulado de los últimos cuatro trimestres el descenso es del 2,3 %, por debajo de la caída del 3,6 % de los cuatro trimestres concluidos en diciembre de 2016.

En la comparación con el primer trimestre de 2016, el sector agropecuario también registró un resultado positivo, del 15,2 %, mientras que la industria se contrajo un 1,1 % y el sector de servicios cayó un 1,7 %.

Los componentes del PIB brasileño que muestran la demanda tuvieron un resultado negativo en los primeros tres meses del año en relación al último trimestre de 2016.

El consumo de las familias, uno de los motores económicos del país, cayó un 0,1 %, como reflejo del alto nivel de desempleo, que en el primer trimestre se situó en el 13,7 %, con 14,2 millones de desocupados, la mayor tasa desde 2012.

Los gastos del Gobierno cayeron un 0,6 % y las inversiones se contrajeron un 1,6 %.

La economía brasileña, la mayor de Sudamérica, sufrió una profunda recesión en los dos últimos años, tras caer un 3,8 % en 2015, el peor resultado en 25 años, y contraerse un 3,6 % en 2016, con lo que encadenó por primera vez desde la década de 1930 dos años consecutivos en negativo.

Para salir de la crisis, el Gobierno de Michel Temer ha lanzado un plan de ajuste fiscal y de reformas económicas, las principales de las cuales aún deben ser aprobadas en el Congreso.

Entre ellas destacan una nueva ley laboral y la revisión del actual sistema de pensiones y de jubilaciones, que cuentan con el apoyo del sector financiero.

Para este año, los economistas del mercado financiero esperan que Brasil empiece a salir de la crisis y que su PIB crezca un 0,49 %, expansión que llegaría hasta el 2,48 % en 2018. EFE