Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Congreso de EEUU por aumentar el límite de endeudamiento

Fotografía de archivo del 23 de mayo de 2017 de varios ejemplares del proyecto de presupuesto del presidente Donald Trump para el año fiscal 2018 en el Capitolio, en Washington. (AP Foto/Pablo Martínez Monsiváis, Archivo)

WASHINGTON (AP) — El Congreso de Estados Unidos se enfrenta este verano a una enorme pila de trabajo pendiente y urgente relacionado con el presupuesto para el año fiscal 2018. Entre otras cosas, los legisladores deberán enfrentarse al tema delicado de aumentar el límite de endeudamiento del gobierno federal.


Publicidad

Adicionalmente, el Congreso también está muy retrasado con el análisis de los 12 proyectos anuales de gastos del Pentágono y otras agencias federales.

Una vez que los legisladores analicen y voten las propuestas de gasto, lo más probable es que no tendrá mucho parecido con el plan de gastos original del presidente Donald Trump, quien prometió recortes profundos en programas sociales en base a cálculos de un rapidísimo crecimiento económico, y el primer equilibrio fiscal federal en una década.

Incluso miembros de su propio partido se apresuraron a declarar que el plan presupuestario de Trump ya estaba muerto cuando llegó al Congreso el mes pasado.

La prioridad máxima será elevar el límite de endeudamiento a fin de evitar que el gobierno incurra en un potencialmente desastroso incumplimiento de pagos, que sería el primero de Estados Unidos.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que el Congreso debería aprobar en votación un aumento al límite de la deuda antes de que los legisladores abandonen Washington para tomar el receso tradicional de agosto. Hasta ahora, los legisladores creían que tenían hasta el otoño para actuar sobre el asunto.

Sería el primer aumento a la capacidad de deuda de la presidencia de Trump y la responsabilidad de aprobarlo recaerá principalmente sobre los republicanos, que controlan el Congreso.

Algunos conservadores, entre ellos el director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, y el House Freedom Caucus _un grupo de legisladores republicanos conservadores cercanos al movimiento conservador Tea Party _ quieren que la aprobación de un aumento al límite de la deuda venga emparejado con unos difíciles recortes a los gastos.

Si fracasan en sus intentos, los líderes del Partido Republicano tendrían que pedir apoyo a los demócratas para aprobar la legislación.

En 2011, los republicanos presionaron para que se aplicaran importantes recortes a los gastos a cambio de aprobar un nuevo límite de endeudamiento del gobierno del presidente Barack Obama.

Sin embargo, en rondas posteriores, la más reciente a finales de 2015, Obama prevaleció en sus esfuerzos para un aumento “limpio” de la deuda. La líder de los demócratas en la cámara baja, Nancy Pelosi, y otros demócratas de alto rango han dicho que no apoyarán el proyecto de ley sobre la deuda si los republicanos insisten en buscar beneficios fiscales para los ricos financiados por déficits.

Mnuchin está recurriendo a varias maniobras contables para mantener solvente al gobierno por ahora.

(I)