Ecuador. Martes 25 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU suspende importaciones de carne de res de Brasil

RÍO DE JANEIRO (AP) — En un duro golpe a Brasil, Estados Unidos anunció el jueves la suspensión inmediata de todas sus importaciones de carne de res brasileña debido a cuestiones de higiene.


Publicidad

El secretario de Agricultura estadounidense Sonny Perdue tomó su decisión tres meses después de que un escándalo por acusaciones de que inspectores en Brasil aceptaron sobornos sacudió la industria de cárnicos en el país sudamericano y derivó en que varios países suspendieran temporalmente las importaciones.

En un comunicado, Perdue dijo que desde marzo los inspectores estadounidenses han rechazado el ingreso del 11% de los productos brasileños de carne de res, equivalentes a aproximadamente 861.000 kilos (1,9 millones de libras).

“Esa cifra es sustancialmente mayor que la tasa de rechazo de 1% de los envíos del resto del mundo”, afirmó en el texto.

Indicó que la suspensión continuará hasta que el ministerio de agricultura de Brasil tome las medidas correctivas pertinentes, aunque no indicó cuáles deberían ser.

En el comunicado se hizo notar que el país sudamericano ya había atendido las preocupaciones de los inspectores estadounidenses al prohibirle a cinco instalaciones enviar carne a Estados Unidos, pero consideró que ello no es 0suficiente.

“La acción de hoy para suspender todos los envíos de carne fresca de Brasil prevalece sobre la auto suspensión” en las exportaciones de esas instalaciones, se afirma en el texto.

La presidencia brasileña señaló el jueves por la noche que no tenía comentarios al respecto. Los mensajes que se dejaron en el ministerio de Agricultura después del horario laboral no fueron devueltos de inmediato.

La empresa brasileña JBS, la mayor empacadora de carne del mundo, no quiso efectuar comentarios.

En marzo, las autoridades de Brasil dijeron que investigaban a inspectores que presuntamente permitían que carne que ya había caducado ingresara al mercado a cambio de sobornos.

Varios países _incluido China, un gran importador_ suspendieron temporalmente la adquisición de carnes brasileñas. Después de que las autoridades de Brasil les aseguraron que no había problema en consumirlas, varios empezaron a comprarlas de nuevo unas semanas después.

De cualquier forma, el episodio fue muy vergonzoso para una nación que se enorgullece de las carnes que produce, y tuvo un fuerte impacto financiero en una época en que la mayor economía de Latinoamérica pasa apuros para salir de su peor recesión en una generación. Durante varias semanas, las exportaciones diarias por decenas de millones de dólares disminuyeron a menos de 100.000 dólares, de acuerdo con autoridades brasileñas.

Brasil fue el mayor productor mundial de carne de res y de ternera en 2016 y uno de los principales exportadores en esos rubros, según el Departamento de Agricultura estadounidense. El país también es un destacado exportador de productos de pollo y de cerdo.

Estados Unidos no es un gran importador de carne brasileña, ya que produce una cantidad considerable para consumo interno y exportación, pero la decisión traerá nuevo escrutinio sobre la industria de la carne de Brasil y con seguridad será observada de cerca por naciones europeas y asiáticas que se encuentran entre los principales consumidores de productos cárnicos brasileños.

Además incrementará la presión sobre el presidente Michel Temer, que enfrenta varias acusaciones de corrupción y ha sido golpeado por exhortaciones para que renuncie. Temer, que ha desmentido firmemente haber cometido cualquier irregularidad, se encuentra en una gira por Rusia y Noruega en la que, en parte, intenta ampliar los mercados para los productos brasileños, incluidas las exportaciones de carne.