Ecuador. miércoles 20 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trump reprende a Surcorea por su superávit bilateral 

El presidente estadounidense Donald Trump y su colega sudcoreano Moon Jae-in caminan tras hacer declaraciones en los jardines de la Casa Blanca el viernes, 30 de junio del 2017. (AP Foto/Susan Walsh)

WASHINGTON (AP) — En un encuentro con su homólogo surcoreano, el presidente Donald Trump reprendió al viernes a Corea del Sur por su superávit comercial con Estados Unidos, demandando la renegociación de un pacto bilateral de comercio. Pese a ello, ambos dos aliados expresaron su determinación de luchar contra la amenaza nuclear que representa Corea del Norte.


Publicidad

Trump criticó a Pyongyang y prometió defender a Estados Unidos y sus aliados contra su “brutal régimen”, al concluir dos días de conversaciones con el presidente Moon Jae-in, pero también habló sin miramientos sobre el acuerdo de libre comercio de 2012 entre ambas naciones, que calificó de un “mal pacto” para Estados Unidos. Llamó a eliminar barreras a la venta de autos estadounidenses en Corea del Sur y acusó a Seúl de permitir la exportación a Estados Unidos de acero a precios injustamente bajos, en aparente referencia al acero producido en China.

“Me siento alentado por las garantías del presidente Moon de que va a trabajar para crear condiciones parejas para que los negocios y trabajadores estadounidenses, especialmente los productores de automóviles, puedan tener transacciones justas con Corea del Sur”, dijo. Trump hizo los comentarios junto con Moon en los jardines de la Casa Blanca.

Agregó que el déficit comercial estadounidense con Corea del Sur había crecido desde la entrada en vigencia del pacto. El déficit en productos y servicios totalizó 17.000 millones de dólares el año pasado.

Moon pasó por alto las divergencias sobre comercio en sus comentarios. Describió la asociación económica entre los dos países como un pilar de la alianza, con raíces en los lazos creados durante la Guerra de Corea de 1950-53 y la continua presencia de 28.000 soldados estadounidense en Corea del Sur.

Dijo que Trump había aceptado su invitación a visitar Corea del Sur este año.

Trump pidió a Seúl “compartir equitativamente la carga” del costo de la presencia militar estadounidense.

En cuanto al tema de Corea del Norte, no hubo divergencias aparentes entre los dos presidentes. Trump llamó a todos los países a sumarse a Washington en la implementación de las sanciones a Pyongyang, que tienen como objetivo privar a Corea del Norte de recursos para su programa nuclear y de misiles.

(I)