Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El desempleo en Brasil mantiene su descenso y se sitúa en el 12,8 % en julio

Brasil registró una tasa de desempleo del 12,8 % en el trimestre concluido en julio y mantiene la tendencia a la baja de los últimos meses a pesar de sentir todavía los efectos de la grave crisis económica, informó hoy el Gobierno.


Publicidad

El porcentaje equivale a 13,3 millones de personas en paro, un 5,1 % menos con respecto al trimestre concluido en abril, cuando la tasa de desempleo se ubicó en el 13,6 %, según los datos del oficial Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

No obstante, el resultado divulgado este jueves es un 12,5 % superior en la comparación con mayo-julio de 2016, cuando el desempleo afectaba al 11,6 % de la población.

La población ocupada hasta el séptimo mes del año subió hasta las 90,7 millones de personas, lo que supone un aumento del 1,6 % con respecto a abril pasado, sin presentar alteraciones en la comparación con el mismo periodo del año pasado.

De esta forma, el nivel de ocupación, que mide el porcentual de personas empleadas en el conjunto de la población con edad de trabajar, fue del 53,8 % en el trimestre concluido en julio, un 0,6 % más con respecto a los tres meses anteriores.

Sin embargo, en la comparación con el mismo periodo del año pasado, el nivel de ocupación presentó una reducción del 0,5 %, cuando fue del 54,4 %.

El índice de paro en Brasil mantiene una caída gradual desde el récord del 13,7 % que alcanzó en el primer trimestre de este año, pero presenta cotas aún altas, reflejo de los efectos de la crisis económica de los dos últimos años, cuando el Producto Interno Bruto (PIB) cayó más del siete por ciento.

La economía de Brasil se retrajo un 3,8 % en 2015, su peor resultado en 25 años, y otro 3,6 % en 2016, con lo que encadenó dos años consecutivos de crecimiento negativo por primera vez desde la década de 1930.

A pesar del crecimiento del 1 % registrado en el primer trimestre de 2017, tanto el Gobierno como el mercado financiero prevén una expansión del PIB para el presente ejercicio no superior al 0,5 %.

El Banco Central ya alertó en un informe reciente que la economía brasileña aún presenta un alto índice de “ociosidad” fruto de un debilitado mercado interno y de una industria todavía en índices de actividad bajos. EFE