Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Quince petroleras participarán en subasta del presal en Brasil

Fotografía de archivo de 20 de noviembre de 2013 de la plataforma P-26, una enorme isla de acero de la brasileña Petrobras en la Cuenca marítima de Campos (Brasil). EFE/ Marcelo Sayão /

Un total de 15 empresas, incluyendo algunas de las mayores del mundo, pujarán mañana por 8 concesiones para explotar petróleo que el Gobierno brasileño subastará en el presal, las gigantescas reservas descubiertas en aguas profundas del océano Atlántico.


Publicidad

Además de la brasileña Petrobras, entre las compañías habilitadas para la licitación destacan la estadounidense ExxonMovil, las británicas Shell y BP, la francesa Total, la noruega Statoil, la china CNODC, la española Repsol Sinopec y la portuguesa Petrogal.

La Agencia Nacional de Petróleo (ANP), organismo regulador del sector en Brasil, tiene previsto realizar dos subastas diferentes, en las que se espera que se generen inversiones por valor de 36.000 millones de dólares.

En la primera, la ANP ofrecerá las licencias para explotar tres áreas del presal en la cuenca marina de Santos (frente al litoral del estado de Sao Paulo) que son adyacentes a los proyectos de Carcará, Gato do Mato y Campo de Sapinhoá, así como el Campo de la Tartaruga Verde, ubicado frente al litoral del estado de Río de Janeiro).

En la segunda subasta será ofrecida a los mejores postores la licencia para explotar cuatro áreas ya delimitadas en las cuencas marinas de Campos y Santos que han sido bautizadas como Pau Brasil, Peroba, Alto de Cabo Frío-Oeste y Alto de Cabo Frío-Central.

El concurso será adjudicado a la empresa o el consorcio que se comprometa a ofrecer un mayor porcentaje de petróleo producido en el área para el Estado.

De las empresas participantes, solo la malaya Petronas no tiene contratos para explotar petróleo y gas en Brasil.

La estatal brasileña Petrobras, por su parte, ya adelantó que será “selectiva” en la subasta, lo que sugiera que no realizará ofertas en todas las áreas.

Según la ley vigente, Petrobras, envuelta en un gigante escándalo de corrupción, tiene derecho de preferencia para actuar como operadora en los bloques del presal.

En caso de consorcios, la empresa operadora es aquella que queda responsable por conducir y ejecutar todas las actividades previstas en el contrato.

El interés de las grandes multinacionales en la subasta se debe a que el presal, un horizonte de exploración ubicado por debajo de una capa de sal de dos kilómetros de espesor, puede convertir a Brasil en uno de los mayores exportadores mundiales de crudo gracias a sus enormes reservas ya confirmadas.

Los ocho bloques que serán ofrecidos tienen reservas estimadas en 4.400 millones de barriles de petróleo, casi un tercio de las reservas probadas en el país, de 12.500 millones de barriles de crudo.

De acuerdo con Abespetro, asociación que reúne a las empresas que prestan servicios en el sector petrolero, hay una expectativa de que la exploración de las ocho áreas pueda generar hasta 500.000 nuevos empleos.

Será la segunda vez que el Gobierno brasileño realizará una subasta para ofrecer derechos para explotar el presal.

En la primera subasta, realizada en octubre de 2013, el Gobierno concedió derechos tan solo sobre el yacimiento Campo de Libra.

Esa licitación se la adjudicó un consorcio liderado por la brasileña Petrobras (40 %) y del que también forman parte las multinacionales Total (20 %) y Shell (20 %) y las corporaciones chinas CNPC (10 %) y CNOOC (10 %). EFE