Ecuador. jueves 23 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador reducirá presupuesto a obra pública en 2018, dice titular de Finanzas

Urcuquí, Imbabura 12 Sep (ANDES).- El presidente de la república, Lenín Moreno, visitó las instalaciones de Yachay realizando un recorrido por el campus. Fotografías: Carlos Rodríguez/Andes.

Ecuador reducirá el presupuesto para obra pública previsto para 2018 en cerca de mil millones de dólares, respecto al de este año, dijo el titular de Finanzas Carlos de la Torre, en una entrevista publicada hoy por el diario “Expreso”.


Publicidad

Se trata de una de las medidas correctivas que el Gobierno de Lenín Moreno tiene previsto adoptar para paliar la deuda que se encuentra por encima del límite constitucinoal del 40 pro ciento.

“Estamos haciendo todos los esfuerzos a nivel de Gobierno central para que el nivel de gasto total no supere el de la proforma 2017. Si puede ser menor, mejor”, dijo De la Torre.

Para reducir los gastos, explicó el ministro de Finanzas, el Ejecutivo tiene previsto dejar de invertir en obra pública, una reducción que aparecerá reflejada en la proforma 2018.

Se trata de un documento que establece la Constitución ecuatoriana que el Gobierno debe presentar a la Asamblea Nacional (Parlamento) para su análisis y aprobación 60 días antes de que comience el año fiscal, es decir, hasta el 1 de noviembre.

Está previsto que el borrador sea entregado este martes a la Asamblea, que dispondrá de un mes para estudiar si se adecúa a la Carta Magna, a la ley y al Plan Nacional de Desarrollo.

De la Torre adelantó la semana pasada que trabajaba para que la proforma 2018 no superara la barrera de gastos previstos para este año, de 36.818 millones de dólares, y confió en que pueda tener como techo de gasto los 36.000 millones de dólares.

En 2017 el gasto en inversión o en obra alcanzó los 4.490 millones de dólares.

La reducción del presupuesto para obra pública se enmarca en las medidas de austeridad anunciadas por el presidente Moreno, que poco después de asumir el poder en mayo, reprochó a su antecesor Rafael Correa el no haber dejado las cuentas nacionales en orden.

Así, la mayor parte del presupuesto nacional del Estado está previsto que se destine a amortizar la deuda acumulada en los últimos años así como el déficit público.

El equipo económico del Gobierno ha anunciado que para el año que viene harán falta 10.000 millones adicionales para el presupuesto.

Los principales egresos del Presupuesto General del Estado (PGE) los componen los pagos de salarios, la inversión en obras públicas e intereses de deudas.

Solo estas tres últimas partidas representan el 45,7 por ciento del total del gasto previstos para este 2017, según la ejecución presupuestaria. EFE