Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador pierde 700 millones de dólares anuales por contrabando, dice ministro

El ministro ecuatoriano de Finanzas, Carlos de la Torre, informó hoy que el Estado deja de percibir alrededor de 700 millones de dólares cada año debido al contrabando, por lo que defendió los esfuerzos de la administración de Lenín Moreno para combatir el ingreso ilegal de productos.


Publicidad

Según el funcionario, el contrabando es un “flagelo” que afecta “gravemente” a la economía ecuatoriana.

Aclaró que el cálculo de los 700 millones de dólares anuales contempla sólo el contrabando técnico, la subfacturación en las propias aduanas y no lo que ingresa por pasos clandestinos en las fronteras.

“En los últimos tres años son más de 2.000 millones (de dólares), lo que implica que, por esas malas prácticas, no se pudieron generar 200.000 nuevas plazas de empleo”, dijo el funcionario en la radio Platinum.

Explicó que lo que más afecta a la generación de empleo en Ecuador es la “competencia desleal” y el mermar de recursos al Estado, a través de prácticas como el contrabando.

A mediados de mes, el presidente de la Federación de Exportadores, Iván Ontaneda, se mostró preocupado por los efectos de la nueva tasa de 10 centavos de dólar de servicio de control aduanero para las importaciones, que entró en vigor el 13 de noviembre en Ecuador, un país en el que -dijo- es “carísimo” producir.

Ontaneda recordó entonces que los exportadores no son un sector aislado de la economía y compran en el exterior material de empaque, bienes de consumos y maquinaria para dar valor agregado y crecer en exportaciones, pero por la tasa se incrementará el coste de los productos.

Para Ontaneda, al estar dolarizada la economía “es carísimo” producir en Ecuador, donde el actual Gobierno no ha aplicado un “paquetazo” económico como los de antaño, con subidas de precios en los servicios básicos, por ejemplo, pero sí medidas que podrían elevar los costes de producción.

“Las empresas seguimos asfixiadas, ahogadas y necesitamos todo lo contrario: dinamización de la economía”, dijo al apuntar que los ecuatorianos requieren “un paquetazo de confianza”.

Reclamó entonces que si el propio frente económico del Gobierno dice que el sector privado es el motor de la economía, se necesitan medidas y políticas públicas en dirección de generar empleo e incentivos para el sector productivo.

Por otra parte, el ministro de Finanzas expresó hoy su esperanza de que con el conjunto de acciones económicas que adelanta el Gobierno se puedan generar alrededor de 130.000 plazas de empleo nuevas cada año y, de forma indirecta y a través de otros esfuerzos, esperan alcanzar la meta que se planteó en la campaña electoral, que es de 250.000 plazas nuevas de empleo adicionales cada año. EFE