Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Banco Central eleva el crecimiento en 2017 a 1,5 %

Verónica Ártola, gerente del Banco Central de Ecuador. Foto: Micaela Ayala V. Agencia ANDES.

El Banco Central de Ecuador ha revisado al alza el crecimiento previsto de la economía y sostiene que espera que llegue al 1,5 por ciento, en lugar del 0,71 previsto inicialmente.


Publicidad

En un comunicado difundido en su página de internet, el Banco recuerda que “a mediados de 2017 se estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) crecería en 0,71 por ciento al finalizar este año”.

Pero agrega que “tras la actualización de los datos de los sectores económicos y de acuerdo con los reportes de las distintas industrias se estima que será de 1,5 por ciento”.

Hace cuatro meses el Gobierno ecuatoriano advirtió de una difícil situación de la economía debido a una deuda mucho más alta de lo que dio a conocer el anterior presidente Rafael Correa -que dejó el poder en mayo a su sucesor, Lenín Moreno-, a lo que se sumó la caída de los precios del crudo y la desaceleración del sector de la construcción.

Entretanto, el precio del barril de petróleo se ha recuperado lo que supone para el país un incremento de sus ingresos procedentes del principal sector productivo.

Según las nuevas previsiones, en valores nominales, el PIB superará ligeramente en 2017 la frontera de los 100.000 millones de dólares, mientras que en 2018 podría alcanzar los 104.021 millones.

Las nuevas previsiones también apuntan a que en 2018 la economía ecuatoriana crecerá un 2 por ciento, sustentado fundamentalmente en la recuperación de los niveles de inversión (Formación Bruta de Capital Fijo, FBKF) que alcanzaría el 3,6 por ciento, así como de las exportaciones de los principales productos no petroleros que subiría en 3,5 por ciento, indica el comunicado.

En el crecimiento proyectado para 2018 también influirá el impulso de la inversión privada, que llegará aproximadamente a los 2.000 millones de dólares, especialmente en actividades como la construcción y la minería.

El próximo 4 de febrero los ecuatorianos deben votar en consulta popular una enmienda a la Ley de Plusvalía aprobada por el anterior ejecutivo de Correa para impedir la especulación inmobiliaria, y que acabó frenando el sector.

“Se espera también que otros sectores económicos se dinamicen para fortalecer las exportaciones tanto de bienes primarios como industrializados, es decir, aquellas que tengan un mayor valor agregado”, precisa la nota de prensa.

La gerente del Banco Central, Verónica Artola, declaró hoy a una emisora local que la confianza de los agentes económicos en el nuevo Gobierno influyó en la mejora de la estimación.

“Solo con el anuncio de la consulta popular, y la pregunta referente a Ley de Plusvalía, la gente ha vuelto a tener confianza en la compra de una casa. Lo mismo ha pasado con los actores inmobiliarios, que ya están desempolvando sus proyectos que tenían paralizados”, indicó.

Otro signo positivo para la economía ecuatoriana será el del consumo privado, que en términos reales se espera que registre una variación positiva de 1,7 por ciento el próximo año, vinculado a la recuperación y la generación de empleo.

En una visita la semana pasada a Quito, el Director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, se mostró “sorprendido de manera favorable” del crecimiento mayor al pronosticado para la economía ecuatoriana en 2017.

Con todo, las proyecciones del organismo internacional siguen siendo bastante más bajas que las del Banco Central ecuatoriano. EFE

db/elb