Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hollywood altera sistema de selección para los Oscar

La Academia limita el número de candidatas a Mejor Película a un mínimo de cinco y un máximo de diez. Desde 2009, diez películas optaban al galardón, informa El País de España.

Los responsables de la Academia de Cine estadounidense votaron ayer instaurar un nuevo sistema para la próxima edición de los Oscarque limitará las candidaturas a la categoría de Mejor Película. En lugar de garantizar 10 nominados como ha sucedido durante las dos últimas ediciones, permitirá un mínimo de cinco y un máximo de diez. Número que se conocerá al mismo tiempo que la Academia anuncie el resto de candidaturas en enero


Publicidad

.Después de siete décadas presentando cinco películas para obtener el galardón, en 2009 la Academia decidió ampliar el cupo a 10. Noticia que la mayoría de los estudios cinematográficos celebraron, ya que ampliaba sus oportunidades para optar al Oscar. El sistema que se empezará a aplicar tiene como objetivo descartar aquellas películas que servían para completar el cupo, las consideradas de relleno. Los responsables de la Academia han explicado que una película requerirá, al menos, del 5% de los votos para pasar el corte de la nominación en la primera ronda.

“Una nominada a Mejor Película tiene que ser de extraordinaria calidad. Si se consiguen ocho candidatas, por ejemplo, no se debe caer en la obligación de redondear el número hasta la decena de candidatas”, ha comentado Bruce Davis, director ejecutivo de la Academia, en pleno proceso de jubilación. La ronda final de votaciones estará sujeta a un sistema que, al margen del número de nominados, asegure que la película ganadora tenga el respaldo de más de la mitad de los votos, según explica el comunicado de la Academia.

Una de las dudas que plantea este nuevo método es la manera en que los estudios cinematográficos plantearán sus campañas promocionales. Los grandes estudios, como sucede con los partidos políticos en período electoral, manejan encuestas previas en base a las cuales eligen a sus películas candidatas y la inversión necesaria para conseguir una nominación a los Oscar.