Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Más cuentos clásicos a la gran pantalla

Es la nueva tendencia en la industria del celuloide: dar una vuelta de tuerca a cuentos de toda la vida con actores reales y para público adulto. A Tim Burton le fue muy bien con su Alicia en el país de las maravillas: recaudó 1.000 millones de dólares en todo el mundo. Catherine Hardwicke (Crepúsculo) no tuvo el éxito esperado con su particular Caperucita Roja, convertida en una trama de hombres-lobo para adolescentes; y Beastly (la adaptación de La bella y la bestia), estrenada en marzo con Vanessa Hudgens como bella, pasó inadvertida. Para bien o para mal, la brecha ya está abierta y hay varios proyectos en marcha con sorprendentes revisiones de clásicos (libres de derechos) para la gran pantalla.


Publicidad

A fin de cuentas, con varias generaciones condicionadas por las versiones edulcoradas de Disney, resulta difícil recordar que, en sus orígenes, los cuentos clásicos, no tuvieron la pretensión de ser infantiles.

Una madrastra muda

Años veinte, una atmósfera gótica pintada en claroscuros; la música impera en cada plano, arrebatándole la voz a los protagonistas. Así es la nueva versión de Blancanieves que esta misma semana se ha empezado a rodar en Madrid con Maribel Verdú como madrastra.

Su autor y director, Pablo Berger (Torremolinos 73), recupera el espíritu sombrío del relato original en un homenaje al cine mudo que se moverá al son del maestro compositor Alberto Iglesiaspara dar forma a una “experiencia sensorial” –en sus propias palabras–. Berger describe su nueva película como una obra “hipnótica y perturbadora” que atrapará al niño que llevamos dentro. “Sentaré al espectador sobre mis rodillas y le contaré un cuento lleno de fantasía, horror y humor negro”, amenaza el director.

Mucho menos preciosistas parecen las otras tres versiones de la historia de la niña de piel “blanca como la nieve, labios rojos como la sangre y cabello negro de ébano” que preparan los estudios americanos.

Enanos de armas tomar

En Disney están dispuestos a hacer pedazos la delicada adaptación en dibujos animados que el ‘tío Walt’ sacó a la luz en 1937. Así, en Snow and The Seven, proponen una delirante revisión del clásico: Blancanieves es una chica inglesa que viaja a Hong Kong para asistir al funeral de su padre, allí se da cuenta de las siniestras intenciones que su malvada madrastra tiene para con ella. La valiente muchacha decide escapar a China y se encuentra a siete guerreros de Shaolin de renombre que se unen a su causa.

Solo alguien como Michael Arndt, guionista Toy Story 3, podría tomar las riendas de un proyecto semejante, y actualmente está en negociaciones con los estudios. Se llegó a citar a Natalie Portman para el papel protagonista (algo que parece complicado, a estas alturas de su vida), e incluso a Jet Li como uno de los monjes de Shaolin. Todo está en el aire, aunque el estreno está previsto para 2013.

Igualmente belicosa será la hija de Phil Collins, Lily Collins, protagonista –a día de hoy– deThe Brothers Grimm: Snow White (Relativity Media) en la que, la princesita desterrada, ayudada por los siete enanos y el príncipe (Armie Hammer, de La red social) emprenderá una lucha para reclamar el reino que le corresponde por derecho, destruido por una usurpadora (Julia Roberts).

Una cuarta versión, Snow white and the huntsman (Universal) elimina a los enanos de la ecuación: el cazador, que en el cuento original debe matar a Blancanieves y, apiadándose de ella, la deja marchar, cobra protagonismo. Se convierte en su mentor y protector, y la prepara en los bosques para vengarse de la pérfida reina. Esta será interpretada por Charlize Theron, que rechazó el papel que le ofrecían en J. Edgar (biopic sobre el director del FBI) para verse en la piel de la malvada madrastra. Viggo Mortensen fue durante mucho tiempo firme candidato para encarnar al cazador, pero fracasaron las negociaciones. Después se le ofreció el papel a Hugh Jackman, pero también lo rechazó. Finalmente parece que el elegido será el mismísimo dios del trueno, Chris Hemsworth (Thor). Salvo cambios en el menú, Blancanieves será la crepuscular Kristen Stewart.

Si los hermanos Grimm levantaran la cabeza…