Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Cometas por el cielo”, lo último de La Oreja de Van Gogh

“Cometas por el cielo”, a la venta el 13 de septiembre, es el sexto álbum de estudio de La Oreja de Van Gogh y el segundo de Leire Martínez como vocalista tras la salida de Amaya Montero de la banda en 2006.


Publicidad

“Seguimos siendo La Oreja de Van Gogh y seguimos haciendo canciones como sabemos”, afirmó Leire. “Creo que la gente va a encontrar canciones quizá más clásicas, como algunas baladas, y también va a encontrar canciones enérgicas”.

La mejor prueba de ese revolucionario sonido electrónico es el primer sencillo del álbum, “La niña que llora en tus fiestas”, cuyo video convierte a los integrantes del grupo en personajes del conocido videojuego “Los Sims”.

En su opinión, el disco ofrece una Oreja de Van Gogh reconocible, pero mucho más actual.

“Hemos probado cosas que creemos tienen sentido con la filosofía y la forma de hacer canciones del grupo, pero hemos querido ir un poco más allá”, señaló Benegas.

En octubre, La Oreja iniciará una gira por España que en diciembre les llevará a Sao Paulo y Nueva York. El baterista Haritz Garde explicó que todavía no tienen fechas para actuar en América Latina, pero aseguró que les hace especial ilusión tocar al otro lado del Atlántico.

“Vamos a ir a Sao Paulo, vamos a ir a Nueva York, pero la idea es, cuando tengamos un hueco, hacer una gira entera por Latinoamérica”, afirmó Garde. “Siempre que hemos ido a América ha sido una maravilla. Nos han tratado como en casa a pesar de estar tan lejos”.

Leire dijo que los directos llegarán cargados de sorpresas, con actualizaciones y giros inesperados en algunos de los temas clásicos de la agrupación, que lleva 15 años siendo una de las de mayor éxito del panorama musical en España.

Además de Leire, Benegas, Garde y San Martín, la banda la completa el bajista Alvaro Fuentes.

La Oreja de Van Gogh también se mostró dispuesta a regresar al Festival de Viña del Mar, en Chile, donde en 2005 se llevó la Gaviota del Plata, máximo galardón del certamen.