Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Martin, Black y Wilson hablan de aves y “Big Year”

BURBANK, California, EE.UU. (AP) — Steve Martin tituló su último álbum de bluegrass en honor al mundo de la observación de aves. Jack Black soñaba recurrentemente en la secundaria que podía volar. Owen Wilson destrozó un montón de señuelos de espuma de poliestireno la única vez que salió a cazar patos.


Publicidad

Los tres interpretan a ávidos observadores de aves en “The Big Year”, una comedia que se estrena el viernes sobre una competencia anual para ver quién puede divisar la mayor cantidad de especies en un año.

Martin, Black y Wilson se sentaron entre bambalinas a hablar del filme, del mundo de la observación de aves y de sus propias obsesiones, momentos antes de aparecer en el programa “The Tonight Show” para promover “The Big Year”.

AP: ¿Había ido alguno de ustedes a observar aves antes de hacer esta película?

Wilson: Lo he hecho en el sentido de que caminando noto un halcón o un pájaro o algo, y eso no está muy lejos de la observación de aves.

Martin: Creo que vas a hacer que muchos observadores de aves se molesten diciendo, “voy caminando, y no está muy lejos”. Creo que ellos piensan que esta muy, muy lejos.

Wilson: Pero yo creo que ellos aplaudirían cualquier tipo de conciencia hacia las aves.

Martin: Creo que se molestarían. Hay muchísimo que aprender. No es simplemente salir a caminar. No vayas a decir eso esta noche (en el programa de TV). Solo está bien que lo digas para millones y millones de lectores.

AP: Entonces podrán decir que yo los cité incorrectamente.

Wilson: Exacto.

AP: ¿Alguna otra experiencia con aves?

Wilson: Poner afuera un comedero para pájaros.

Martin: ¿Dispararle a pájaros?

Black: ¿Comprar una de esas bocinas para llamar patos?

Wilson: Cacería de patos. ¿Alguna vez fueron a cazar patos?

Black: No, nunca he participado en ningún tipo de cacería. ¿Tú has ido a cazar patos?

Wilson: Sí, una vez.

Black: ¿Llevaste un perro?

Wilson: No, fuimos en un bote. Éramos como 10 o 11. Fui con un amigo cuyo padre era un gran cazador… Íbamos medio dormidos en el bote y de repente vimos unos patos en el agua. Luego me enteré que uno no debe dispararles si están en el agua; deben estar volando. Y empezamos a disparar. Y una espuma de poliestireno empezó a volar. Eran señuelos que otros cazadores habían puesto en frente de sus blancos… Ese es el único pato al que le he disparado.

AP: Steve, ¿alguna vez fuiste a observar aves antes de esto?

Martin: No, pero mi esposa es observadora de aves, así que aprendí por ósmosis. Y claro, he jugado (el popular juego para iPhone y iPad) “Angry Birds”. Hasta ahí llego.

AP: Pero usaste el término pájaro en tu último disco de banjo, “Rare Bird Alert”.

Martin: Eso de hecho salió de la película… Escribí la canción “Rare Bird Alert” mientras filmaba esta cinta, y mi esposa lo sugirió. Dijo, “Ese es un título realmente bueno para una canción, ‘Rare Bird Alert”’. Tenía sentido. Es un teléfono al que los observadores de pájaros pueden llamar.

AP: Jack, ¿has observado aves?

Black: No me he contagiado de esa fiebre. … De hecho lo he intentado, pero el obstáculo es que uno ve al pájaro, y se está moviendo, y se detiene por un segundo, y uno piensa, ‘¿cómo voy a recordar lo que estoy viendo en este momento? Tienes que tomar fotos y compararlas con un libro de especies de pájaros del tamaño de una guía telefónica. ¿Cómo voy a hallar la imagen que corresponde? ¿Cómo voy a conseguir lo que acabo de ver? Puede tomar horas. Eso no sucederá sin la compulsión.

AP: ¿Qué compulsiones te han atrapado a través de los años?

Black: Realmente estuve interesado en el teatro en la secundaria y en subirme al escenario, y en el arte de la actuación y la improvisación. Recuerdo en la secundaria, tenía un sueño recurrente… soñaba que estaba en el teatro de mi escuela y que podía volar, y volaba por el teatro, y la gente se impresionaba con mi poder. Entonces salía volando al comedor y de inmediato lo perdía. Me encontraba caminando por ahí.

Martin: Chico, que si ese no es un sueño fácil de interpretar. Yo puedo interpretar ese sueño. ¡Ah!

AP: Steve, ¿obsesiones?

Martin: He estado, diría yo, obsesionado con diferentes cosas en distintos momentos. He estado obsesionado con trucos de magia, con tocar el banjo, con malabarismos. Estuve obsesionado con el monociclo por un tiempo.

Wilson: ¿Era difícil, el monociclo?

Martin: Sí lo era. Lo más difícil es montarse en él. Una vez que estás montado, puedes más o menos defenderte, pero montarse es realmente difícil, y en realidad nunca lo llegué a dominar.

Wilson: Jack, ¿tú también hiciste eso?

Black: ¿El monociclo? Sí. Tuve algo de entrenamiento circense, sí.

Martin: ¡Les digo que esa es una película! Nosotros dos en monociclos. Luchando contra el crimen.

AP: Owen, ¿obsesiones?

Wilson: No muchas. Quizás lo que decía Steve, por un corto periodo, y me ha hecho sentir bien. Cuando uno puede sumergirse en algo, me gusta esa sensación, pero por lo general se agota. Pero hay algo en la competencia, como jugar ping-pong con un amigo, o jugar un partido de fútbol en una cancha de básquet cuando era niño. De chico podía meterme en un juego y jugarlo todo el tiempo. No podía encontrar a nadie que lo jugara tanto como yo. Deseaba tener un mellizo que pudiera compartir mi mismo interés en algo.

AP: ¿Aprecian más los pájaros ahora?

Martin: Los noto más, definitivamente. Pero soy como un hombre de tres pájaros: colibríes, halcones y búhos. Los búhos son muy difíciles de ver… Ah, y me gustan los pájaros carpinteros. Puedo identificarme con un pájaro carpintero.

Wilson: Sí, me gustaría ver un pájaro carpintero. Yo agregaría un cardenal.

Martin: No sé cómo se ve un cardenal.

Wilson: Rojo.

Martin: Pero sé cómo se ve el Papa.

Wilson: Y un azulejo. Esos serían los dos que yo agregaría.

Black: A mí las que más me impresionan son las águilas. En mi mente de niño me gustan las aves más poderosas y fieras.