Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Deep Purple llega a Quito para mezclar sus texturas del rock

Quito,(EFE).- La banda británica Deep Purple llegó hoy a Quito para ofrecer mañana un concierto en el que pretende mezclar las distintas texturas del rock que ha logrado conjugar en sus más de 40 años de vida.


Publicidad

Liderada por el percusionista Ian Paice, el único que se ha mantenido siempre desde que la banda se fundó en 1968, Deep Purple llega por segunda ocasión en tres años a la capital ecuatoriana, donde ha sembrado una fiel hinchada de varias generaciones.

Nada más llegar a la ciudad andina, los integrantes ofrecieron una rueda de prensa en la que no ocultaron su sencillez y humor.

Los legendarios Paice, Ian Gillan (voz) y Roger Glover (bajo), junto con Steve Morse (guitarra) y Don Airey (teclados), que completan la última generación de la banda, atendieron a la prensa sin complicaciones.

Anticiparon que el concierto de mañana conjugará las clásicas canciones que les llevaran a la fama en sus inicios, con nuevas melodías de su reciente repertorio.

“Hemos tenido la suerte de estar en la música por mucho tiempo”, admitió Gillan tras señalar que su estilo es una “mezcla de texturas, de ritmos, de muchas cosas” que se conjugan en ese algo especial de la banda.

Glover, por su parte, señaló que Deep Purple es una suma del talento de cada uno de los integrantes que han formado parte de la banda desde sus inicios, lo que también ha permitido que perdure en el tiempo.

Para ellos, “el arte creado por artistas no es el mismo arte creado por el mundo de los negocios” que hoy domina la industria musical.

Por ello se consideran una banda original y especial, al igual que muchas otras que en su tiempo “hicieron música con el corazón”, la clave para que aún puedan estar vigentes, sostuvieron.

Deep Purple, además, es una banda que “toca música en un escenario” y que “no tienen un show de gimnasia o de circo”, porque lo que busca es que la gente reaccione a la música, precisaron.

“Si la gente nos da energía y nosotros damos energía, ese ida y vuelta convierte al escenario en algo especial, y cuando ello se alcanza nosotros damos mucho más. La gente de acá (Latinoamérica) da mucho de eso”, indicó Paice.

Tampoco dudó al decir que una de las claves para que la banda se haya mantenido unida por más de 40 años es “la cerveza”.

Tomar cerveza supone “pasar un tiempo juntos y disfrutarlo, y si ese disfrute significa conocernos y respetarnos”, entonces “la cerveza nos mantiene unidos”, apostilló Paice en tono de broma, pero dejando entrever que ello es una realidad.

Morse también remarcó que un músico tiene que vivir intensamente el presente y abrir el horizonte tanto como se pueda, ya que si se piensa sólo en el futuro la realidad podría pasar por encima.

Deep Purple se presentará mañana en el Ágora de la Casa de la Cultura en el centro de Quito, en un único concierto en Ecuador que forma parte de su gira por Suramérica, que ha incluido Brasil, Argentina y Chile. EFE