Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tania Hermida gana premio en Festival de Cine de Roma

ROMA (AP) — El filme “Un cuento chino”, del argentino Sebastián Borensztein, protagonizada por Ricardo Darín, ganó el viernes el premio Marco Aurelio a la mejor película en la sexta edición del Festival de Cine de Roma.


Publicidad

La divertida comedia, recibida con una ovación por la prensa en su presentación del lunes, fue la única película latinoamericana de las quince que compitieron en la sección oficial del Festival.

“Un cuento chino” cuenta la historia de un veterano de la guerra de las Malvinas que desde hace 20 años vive recluido en su casa, desconectado del mundo, hasta que un extraño evento lo trae de regreso a la vida. Rodada en Buenos Aires, la cinta se estrenó en Argentina el pasado marzo.

El argentino Darín, protagonista del filme “El secreto de sus ojos”, que ganó el Oscar a la mejor película extranjera en 2010, comparte créditos con el actor chino Huang Sheng Huang en la cinta ganadora en Roma.

La película “En el nombre de la hija” de la ecuatoriana Tania Hermida fue premiada con el Marco Aurelio de Alicia por un jurado formado por chicos menores de trece años de edad.

 

 

5 Comentarios el Tania Hermida gana premio en Festival de Cine de Roma

  1. “Qué tan lejos” fue una palícula divertida y digna de admiración, la última de Hermidas es, por decir lo menos, un fiasco, una completa decepción: pretenciosa, forzada y vacía.

    Que esos niños hayan premiado a “en el nombre de la hija” demuestra que los seres humanos maduramos a tropezones y desaciertos. Que Hermidas haya desperdiciado recursos y talento (en especial de los chicos actores) en una película que no cuenta nada, demuestra que cuando no se tiene nada que decir es mejor callarse.

    Cuánto bien le habría hecho a la reputación de Hermidas tener en cuenta ese proverbio el momento de querer rediseñar el escudo nacional y el rato de filmar su última “película”. Ojalá se reponga de esas vergüenzas.

  2. “Qué tan lejos” fue una palícula divertida y digna de admiración, la última de Hermidas es, por decir lo menos, un fiasco, una completa decepción: pretenciosa, forzada y vacía.

    Que esos niños hayan premiado a “en el nombre de la hija” demuestra que los seres humanos maduramos a tropezones y desaciertos. Que Hermidas haya desperdiciado recursos y talento (en especial de los chicos actores) en una película que no cuenta nada, demuestra que cuando no se tiene nada que decir es mejor callarse.

    Cuánto bien le habría hecho a la reputación de Hermidas tener en cuenta ese proverbio el momento de querer rediseñar el escudo nacional y el rato de filmar su última “película”. Ojalá se reponga de esas vergüenzas.

  3. “Qué tan lejos” fue una palícula divertida y digna de admiración, la última de Hermidas es, por decir lo menos, un fiasco, una completa decepción: pretenciosa, forzada y vacía.

    Que esos niños hayan premiado a “en el nombre de la hija” demuestra que los seres humanos maduramos a tropezones y desaciertos. Que Hermidas haya desperdiciado recursos y talento (en especial de los chicos actores) en una película que no cuenta nada, demuestra que cuando no se tiene nada que decir es mejor callarse.

    Cuánto bien le habría hecho a la reputación de Hermidas tener en cuenta ese proverbio el momento de querer rediseñar el escudo nacional y el rato de filmar su última “película”. Ojalá se reponga de esas vergüenzas.

  4. “Qué tan lejos” fue una palícula divertida y digna de admiración, la última de Hermidas es, por decir lo menos, un fiasco, una completa decepción: pretenciosa, forzada y vacía.

    Que esos niños hayan premiado a “en el nombre de la hija” demuestra que los seres humanos maduramos a tropezones y desaciertos. Que Hermidas haya desperdiciado recursos y talento (en especial de los chicos actores) en una película que no cuenta nada, demuestra que cuando no se tiene nada que decir es mejor callarse.

    Cuánto bien le habría hecho a la reputación de Hermidas tener en cuenta ese proverbio el momento de querer rediseñar el escudo nacional y el rato de filmar su última “película”. Ojalá se reponga de esas vergüenzas.

  5. “Qué tan lejos” fue una palícula divertida y digna de admiración, la última de Hermidas es, por decir lo menos, un fiasco, una completa decepción: pretenciosa, forzada y vacía.

    Que esos niños hayan premiado a “en el nombre de la hija” demuestra que los seres humanos maduramos a tropezones y desaciertos. Que Hermidas haya desperdiciado recursos y talento (en especial de los chicos actores) en una película que no cuenta nada, demuestra que cuando no se tiene nada que decir es mejor callarse.

    Cuánto bien le habría hecho a la reputación de Hermidas tener en cuenta ese proverbio el momento de querer rediseñar el escudo nacional y el rato de filmar su última “película”. Ojalá se reponga de esas vergüenzas.

Los comentarios están cerrados.