Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“La Dama de Hierro” no es bien recibida en Argentina

BUENOS AIRES (AP) — “La Dama de Hierro”, el filme sobre la ex primera ministra británica Margaret Thatcher que aborda brevemente la guerra de Gran Bretaña y Argentina por las islas Malvinas, es un relato mediocre en el que casi lo único rescatable es la actuación de Meryl Streep, su protagonista, opinó la crítica argentina.


Publicidad

El estreno de la película en Buenos Aires coincide con la llegada a las Malvinas (Falkland) del príncipe Guillermo en una misión militar de seis semanas, visita que ha sido criticada por el gobierno argentino al señalar que el nieto de la reina Isabel II llega “con uniforme de conquistador”.

En las últimas semanas, Buenos Aires y Londres han intensificado una guerra de declaraciones. El gobierno británico tildó al argentino de colonialista, mientras que los argentinos han rechazado “el intento británico de militarizar un conflicto sobre el cual las Naciones Unidas ya se han expedido en numerosas ocasiones y han indicado que ambas naciones deben resolver en negociaciones bilaterales”.

El diario Clarín en su comentario sobre el filme “La Dama de Hierro” señaló que los cuestionamientos “no son políticos ni mucho menos… no es cuestión de criticarlo porque la pintura de su gobierno (de Thatcher) pueda ser excesivamente amable… sino por problemas puramente cinematográficos”.

El rotativo coincide con otros medios en que la actuación de Streep es casi perfecta, pero que ello no basta para hacer una buena película.

La película que le valió a la actriz estadounidense una nueva nominación al Oscar se estrenó el jueves en esta nación, en medio de una escalada diplomática entre Argentina y Gran Bretaña por la soberanía del archipiélago en el Atlántico sur por el que libraron una breve guerra en 1982, que perdió el país sudamericano.

Clarín afirmó además que el breve tratamiento del conflicto bélico por las Malvinas en la película “provocará curiosidad” entre el público argentino, aunque “tampoco allí hay demasiadas revelaciones, más allá de la idea de que la propia Thatcher fue la más decidida a ir a la guerra, contra los consejos de casi todos”.

Para La Nación, el film le debe todo a su protagonista. “Personaje controvertido tanto para sus compatriotas como para los ciudadanos del mundo en general y específicamente los argentinos, Thatcher merecía una mejor película”, dijo el diario.

Según Tiempo Argentino, la directora Phyllida Lloyd opta por una ex primera ministra “de interiores, que en su vejez y con los primeros síntomas de Alzheimer vaga por su casa, sostiene conversaciones con su difunto esposo” y maltrata a su hija. Elogió, empero, su abordaje de la guerra, al decir que fue “uno de los pocos tramos de la película contados con el timing justo, que incluso muestra una investigación documentada y seria sobre el tema”.

Para Ambito Financiero el film muestra a una Thatcher que no conforma a nadie. “Solo el buen reparto encabezado por Meryl Streep salva de la mediocridad esta biografía trabajosamente hilvanada”, señaló.

Indicó que la película no gustará a feministas ni a admiradores y opositores de la “Dama de Hierro” y que en Argentina “suma otro motivo de desagrado: la triunfalista versión (del partido conservador) Tory de la Guerra de las Malvinas, con un marco admirativo para su terrible orden ‘Hundan al Belgrano’, su mensaje imperial a las tropas, etc”.

El hundimiento del crucero General Belgrano el 2 de mayo de 1982 causó la muerte de 323 marinos argentinos, prácticamente la mitad de las bajas de Argentina en la guerra. Generó un fuerte rechazó en el país sudamericano, que sostuvo que el ataque se produjo fuera del área de exclusión establecida por el gobierno británico alrededor de las islas.

Gran Bretaña decidió enviar a la zona a uno de sus buques más poderosos, el destructor HMS Dauntless.

 

Copyri