Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

The Hunger Games ingresa 19,75 millones en sus pases de madrugada

The Hunger Games“, uno de los estrenos más esperados del año, ingresó 19,75 millones de dólares en sus primeros pases durante la pasada madrugada, informó este viernes el blog especializado Deadline.


Publicidad

La película empezó a ser exhibida la pasada noche en 2.565 salas de cine de Estados Unidos y logró unos números que suponen el récord histórico para una película original, que no es una continuación de una franquicia.

Se trata del séptimo mejor estreno de la historia en cuanto a los primeros pases de madrugada, por encima de las cifras obtenidas por películas como “The Dark Knight” o “Star Wars: Episode III – Revenge of the Sith” (ambas con 18 millones).

En cambio, no pudo superar los registros de las últimas tres entregas de la saga “Twilight”, que ingresaron entre 26 y 30 millones de dólares en sus pases de madrugada.

El récord sigue en posesión de “Harry Potter and the Deathly Hallows Part 2”, con 43,5 millones de dólares.

Las estimaciones de los estudios apuntan a una recaudación final durante el fin de semana de más de 120 millones de dólares, a pesar de que la Asociación del Cine de EE.UU. (MPAA) le aplicara una calificación para mayores de 13 años por la violencia del filme.

La película, dirigida por Gary Ross, cuenta en su reparto con Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Lenny Kravitz, Wes Bentley, Stanley Tucci y Donald Sutherland, entre otros.

El filme, basado en la novela de Suzanne Collins, plasma una sociedad (Panem, las ruinas de lo que fue Estados Unidos en su día) dominada por un Gobierno tiránico que obliga a sus 12 distritos a enviar a dos adolescentes para competir en los llamados “juegos del hambre”, un castigo por las rebeliones del pasado usado como táctica para amedrentar a la población.

Esos juegos suponen un entretenimiento televisado en el que los “tributos” (los jóvenes participantes) deben enfrentarse entre sí hasta que sólo uno quede vivo. EFE