Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El cómic, una industria que se sabe adaptar a los nuevos medios

Cómic del Principe de Maquiavelo. Foto de Archivo, La República.

Lisboa, 9 nov (EFE).- La revolución digital llegó y se instaló en muchas áreas de la industria del entretenimiento, incluida la del cómic, en la que las nuevas tabletas, ordenadores y teléfonos móviles se han hecho hueco junto al tradicional papel.


Publicidad

La relación entre lo digital y el considerado como ‘noveno arte’ es el eje central, este año, del festival luso AmadoraBD, que hoy se clausura en la localidad de Amadora, a las afueras de Lisboa.

En esta vigésimo quinta edición del certamen, -en la que se rinde homenaje a los 50 años de Mafalda y los 75 de Batman-, se hace un repaso de cómo son los cómics de hoy en día, y cómo se han adaptado a los nuevos medios.

Se muestra el buen momento que atraviese este sector en el que, junto a los personajes más icónicos que siguen dominando las pantallas de cine y televisión, aparecen nuevas historias y de mayor calidad.

Cada vez son más también las editoras independientes, como Image Comics, por ejemplo, que ha conseguido un puesto al lado de colosos como DC Comics y Marvel, eternos líderes en este mercado y en el de los “webcomics”.

Según Nelson Dona, director del festival AmadoraBD, el crecimiento y la popularidad de editoras como Image o de los “webcomics” no sería posible sin la “accesibilidad, diversidad y rapidez” que proporciona internet a los creadores.

Series de Image, como las populares “Saga”, “Sex Criminal” o “The Walking Dead”, -las tres en el festival luso-, o “webcomics”, como “JL8” y “Nimona”, consiguen ahora llegar a un mayor número de seguidores.

El director del festival explicó que, gracias al mundo digital, existe la posibilidad de “crear y tener inmediatamente lectores”.

La diversidad creciente a todos los niveles es algo que también destaca el escritor y artista canadiense, Ty Templeton, cuyas obras originales se exhiben en esta edición de AmadoraBD.

En declaraciones a EFE, Templeton – que ya trabajó en personajes como Batman o Spiderman – subraya la capacidad de internet y el mundo digital para atraer nuevos públicos a los cómics.

Para el canadiense, “internet es, por definición, igualitario porque es anónimo”, y eso aproxima nuevos tipos de públicos, sobre todo el femenino, a una industria tradicionalmente masculina.

Ty Templeton pone, como ejemplo, la serie Ms. Marvel (Marvel Comics), con una joven musulmana como protagonista, cuyas ventas en formato digital superan las del formato físico.

De acuerdo con Templeton, eso se debe a que Ms. Marvel y su heroína atraen a un público joven y femenino que “no se siente bienvenido en una tienda común de cómics”.

Internet ha permitido destruir barreras, así como democratizar y abrir el mercado, no solo a nuevos seguidores sino también a creadores.

Mientras el mundo de los cómics profesionales sigue siendo predominantemente masculino y de origen caucasiano, el nuevo panorama de los “webcomics” contiene más creadoras femeninas y de minorías étnicas.

Los grandes estudios cinematográficos y las editoras discográficas resisten lentamente el cambio, mientras los ‘gigantes’ del cómic, Marven y DC Comics, son conscientes de las posibilidades del mundo digital en su negocio.

DC Comics, por ejemplo, tiene series que salen primero, o exclusivamente, en formato digital todos los días de la semana, como “The Flash: Season Zero” o “Sensation Comics featuring Wonder Woman”.

Una de esas series es “Batman ’66 Meets The Green Hornet”, escrita por Ralph Garman y por el cineasta Kevin Smith.

También Marvel revolucionó el panorama digital con “Marvel Unlimited”, un servicio de suscripción que permite a los lectores acceder a través de sus dispositivos a la vasta biblioteca de la conocida como ‘la casa de las ideas’.

La editora de Hulk y Capitán América ofrece además un código digital en algunos de sus tebeos, dando a los fans la opción de obtener una versión digital de la revista que hayan comprado.

Todas estas iniciativas de Marvel evidencian la coexistencia pacífica entre esta industria y los nuevos medios, en beneficio tanto de seguidores como de creadores. EFE