Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chris Pine, un príncipe con mucho de bufón

LONDRES (REINO UNIDO) 12/12/2014.- (De izda. a dcha.) El productor estadounidense John DeLuca posa junto a la actriz estadonidense Anna Kendrick, el actor británico James Corden y el director estadounidense Rob Marshall durante una sesión de fotos para promocionar la película "Into The Woods" en Londres (Reino Unido), hoy, viernes 12 de diciembre de 2014. La adapatación cinematográfica del musical se estrenará en Reino Unido en Enero de 2015.

Nueva York, 14 dic (EFE).-Chris Pine es el último príncipe azul de Hollywood, pero un príncipe con mucho de bufón, según asegura el actor estadounidense sobre su papel en el musical “Into the Woods”, la gran apuesta de Disney para las Navidades. 


Publicidad

“Creo que quizás mi rendición del príncipe es un poco mi oda a Will Ferrell. Es simplemente un bufón, un ridículo bufón”, explicó Pine en una entrevista con Efe previa al estreno.

En esta adaptación del clásico de Broadway, que reinterpreta los cuentos infantiles con un toque oscuro, el actor da vida a un príncipe apuesto y encantador, unos atributos que lleva hasta el extremo, saltando en muchos momentos al terreno de la comedia.

“Hay grandes temas que envuelven al príncipe y Cenicienta. Amor, expectativas, realidad, relaciones… pero para mi (lo mejor) era la bufonada”, asegura.

Esa caricatura tiene su punto culminante en una escena musical que Pine comparte con el otro príncipe de la historia, interpretado por Billy Magnussen, en la que ambos se preguntan cómo es posible que sus dos pretendidas se resistan a sus encantos.

“Es como un vídeo de rock de los 80 mezclado con una mala portada de novela romántica”, bromea Pine.

De la mano de Rob Marshall (responsable de “Chicago” o “Nine”), “Into the Woods” supone el debut de Pine en el mundo del musical, del que reconoce que sabía bien poco antes de embarcarse en el rodaje.

“No era un gran fan del género. No estuve muy expuesto a él. Recuerdo escuchar algo el ‘Fantasma de la Ópera’ con mi madre cuando era un niño, pero aparte de eso (…) no sabía mucho sobre el tema”, admite.

Tampoco sabía gran cosa de Stephen Sondheim, el legendario autor de la música de “Into the Woods”. “Me siento ridículo diciéndolo, pero tuve mucha suerte de poder hacer lo que está considerado como uno de los mejores musicales de todos los tiempos”, resume.

Pine ni tan siquiera tenía experiencia cantando, por lo que recurrió a un profesor para preparar su papel.

Y sin embargo, pese a esa falta de experiencia en el género, el actor no desentona para nada en un reparto lleno de estrellas y encabezado nada más y nada menos que por Meryl Streep.

La película, que se estrena en Estados Unidos el día de Navidad, se aleja ligeramente del clásico Disney y opta por un tono más oscuro y complejo, algo que Pine considera “genial”.

“Estoy seguro que a alguna gente de mentalidad más cerrada no le gustará”, admite, pero recuerda que “ya no vivimos en los 50 y la gente puede ver cosas así”.

“Esto es cómo la vida ha sido probablemente desde que los humanos existen. La gente nace y luego le pasan cosas muy buenas y cosas muy malas. Creen que su vida debería ser de una forma y luego no lo es. Hay grandes destrucciones y luego crecen las flores… Es el círculo de la vida, una y otra vez. Y nos contamos estas historias unos a otros porque queremos enseñarle al público que esta es la vida”, apunta.

Ese carácter realista fue uno de los aspectos que atrajeron a Pine a “Into the Woods”, una película que a su juicio toca “grandes temas sobre la vida y la muerte, las tragedias y salir adelante y, sobre todo, la esperanza”.

“También dice mucho sobre el perdón y creo que es algo muy bueno que enseñar a los niños”, añade.

Pine, cuya popularidad se disparó con el papel de James Kirk en la “Star Trek” de J.J. Abrams, se ha demostrado recientemente como un actor de lo más versátil.

Actualmente tiene en los cines la comedia “Horrible Bosses 2”, en 2015 estrenará la cinta de acción “Z for Zachariah” y, más tarde, el drama “The Finest Hours”.

“Nunca entré en este negocio porque creía que iba a interpretar a James Kirk o salir en un musical. Empecé porque me gusta hacer cosas diferentes, así que más o menos elijo cualquier cosa que me emocione. Y eso puede ser un thriller de acción, un musical, una comedia o una obra de teatro”, asegura. EFE