Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sting no logra sacar a flote su musical en Broadway

Sting saluda al público en su debut en la obra. Foto: AP

NUEVA YORK (AP) — Sting se hunde con su barco.


Publicidad

The Last Ship“, el musical en Broadway del astro del rock británico, cerrará tras su última actuación el 24 de enero, dijeron los productores este martes.

Sting, quien escribió las canciones del espectáculo, debutó como uno de sus actores en diciembre en el papel del capataz de un astillero. Aunque esto mejoró las ventas, no se dispararon.

“The Last Ship” es una historia semiautobiográfica sobre un hijo pródigo que regresa a su pueblo constructor de buques en el norte de Inglaterra para recuperar a la chica que dejó cuando se fue años atrás. Encuentra que ahora los trabajadores están desempleados, contemplando la idea de construir un último bote para mostrar con orgullo su habilidad.

El musical no tuvo buen desempeño en la taquilla, en parte quizás por su tema desafiante y sus reseñas mixtas. Le fue bien durante las festividades de Navidad y Año Nuevo, pero todos los espectáculos lo hicieron. Se avecinaba un largo febrero sin turistas que llenen los teatros ni Sting atrayendo a los neoyorquinos.

Sting, cuyo verdadero nombre es Gordon Sumner, se inspiró en su niñez en Newcastle para crear la historia. La última vez que había actuado en Broadway fue en 1989, en una reposición de “The Threepenny Opera”.

La noche antes de unirse al reparto de “The Last Ship”, el músico dijo: “Esto nunca iba a ser fácil. Nunca esperé para nada que iba a ser el favorito. Me esperaba una batalla porque quiero tener éxito contra toda posibilidad”.

“The Last Ship” contó con los laureados letristas Brian Yorkey y John Logan y la dirección de Joe Mantello (“Wicked”).

Entre los astros del rock que se han unido a shows que ayudaron a crear están el líder de Green Day, Billie Joe Armstrong, quien apareció en múltiples ocasiones en su musical “American Idiot”. Pero otros, como Bono y The Edge de U2 y Trey Anastasio de Phish, optaron por mantenerse fuera del escenario aun cuando sus espectáculos pasaron por dificultades.