Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Colombia pone música a la celebración de sus 205 años de independencia

A ritmo de cumbia, vallenato y otros aires tropicales, los colombianos celebraron hoy sus 205 años de independencia con un concierto en la ciudad de Palmira (suroeste) que homenajeó al compositor José Barros en el centenario de su natalicio.


Publicidad

“Queremos celebrar nuestro grito de independencia a través de la música, porque es a través de la música que los pueblos expresan su espíritu”, dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en un vídeo presentando en el Parque de Bolívar de Palmira, escenario del concierto.

El mandatario afirmó que el Día de la Independencia era el “mejor momento” para honrar al maestro Barros y de paso una “oportunidad” para que los colombianos se unan y consigan la paz tras más de medio siglo de conflicto armado.

Con el acompañamiento de las compañías de baile Jocaycu, Herencia Africana y Kacharipari, ocho artistas nacionales interpretaron 20 canciones de José Benito Barros, conocido como “El cantor del río” y considerado el más prolífico de los compositores colombianos.

La primera en presentarse en el concierto organizado por el Ministerio de Cultura fue la palmireña Adriana Bottina, quien interpretó “Palmira señorial” y la ranchera “Te conocí sin plumas”.

Luego la cumbia y el folclor de la caribeña Viviana Esparragoza dieron vida a “El patuleco” y “Paloma morena”, seguida por Los Hermanos Calero, embajadores de la música andina, quienes interpretaron “Pesares” y “En la orilla del mar”, todos éxitos del maestro Barros.

Las presentaciones musicales fueron alternadas con vídeos que narraban la historia de Barros, nacido en El Banco, departamento de Magdalena (norte), y autor de más de 700 composiciones en géneros como tango, boleros, rancheras, porros, pasillos y vallenatos, entre otros.

“Creo que (José Barros) se merece este y todos los días un gran aplauso y un gran homenaje”, dijo a Efe la ministra de Cultura, Mariana Garcés.

El fuerte sol de Palmira, ciudad de unos 350.000 habitantes, en el departamento del Valle del Cauca, se fue diluyendo para dar paso a una fugaz llovizna que no calmó el ánimo de los asistentes y sirvió como bienvenida al coro Desepaz, integrado por 48 niños de la vecina Cali, que interpretaron versiones de “El vaquero”, “El chupaflor” y “La pava”.

Más tarde subió a las tablas el maestro Alfredo Pacheco, quien revivió clásicos como “La llorona loca” y “Las pilanderas” con su tradicional son vallenato, para luego abrir el camino a cumbias como “Violencia” y “Estás delirando” interpretadas por la potente voz de Cecilia Silva Caraballo.

Cruzando la línea ecuatorial del homenaje apareció la imagen y el sonido tropical de Juan Piña para hacer recordar a pequeños y grandes obras clásicas del folclor latinoamericano como “El minero”, “Navidad negra” y “El pescador”.

Y posteriormente el cartagenero Juan Carlos Coronel, quien en 2011 ganó un Grammy latino con el álbum “Tesoros”, un homenaje a José Barros, deleitó con “El guere guere”, “El gallo tuerto” y “Momposina”.

El clímax de la jornada fue cuando todos los artistas y los 24 músicos de la orquesta Big Band 20 de julio, dirigida por el maestro Jorge Cottes, cantaron “La piragua”, la obra más reconocida de Barros y de la cual se han grabado cerca de quinientas versiones en todo el mundo.

“Qué bueno estos conciertos porque hacen renacer el folclor”, sostuvo a Efe Abelardo Martínez, un pensionado que asistió al evento.

El Ministerio de Cultura de Colombia declaró 2015 como el “Año de José Barros” y en lo que resta de la temporada también se homenajeará al compositor en el XXX Festival de la Cumbia, en agosto, y en el proyecto Celebra la Música, en noviembre. EFE [I]