Ecuador. Jueves 27 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La argentina “Paulina (La Patota)” arrasa en la fiesta del cine de Pekín

Beijing (China), 23/04/2016.- Argentinian film producer Fernando Brom, producer of the Argentinian movie 'Paulina', arrives for the closing ceremony red carpet event of the 6th Beijing International Film Festival, at the Beijing Yanqi Lake International Convention and Exhibition Center, in Beijing, China, 23 April 2016. 'Paulina' won the best film, best actress and best screenplay awards. The film festival ran from 16 to 23 April. (Cine) EFE/EPA/ROLEX DELA PENA

Pekín, (EFE).- El filme argentino “Paulina (La Patota)”, de Santiago Mitre, arrasó hoy en la fiesta del séptimo arte de Pekín al llevarse tres importantes galardones en el VI Festival Internacional de Cine de la urbe, entre ellos, el de mejor película.


Publicidad

El productor Fernando Brom, el único miembro del equipo que pudo acudir a la cita, llegaba nervioso a la alfombra roja de la sexta edición del certamen, pero sus nervios pronto se transformaron en júbilo.

“Siento una felicidad increíble. Podría esperar un premio, ¿pero tres? Fueron espectaculares”, manifestaba Brom en declaraciones a Efe tras ser el protagonista de la ceremonia, celebrada en el Centro de Exhibiciones del lago Yanqi.

“Paulina” resonó en el anfiteatro pequinés desde el principio hasta el final de la noche. Nada más comenzar, el jurado del certamen distinguió el guión de Mariano Llinás y Santiago Mitre, y poco después premió el papel de la actriz Dolores Fonzi, que encarna a la compleja Paulina, una mujer dispuesta a llevar al límite sus convicciones.

El colofón llegó con el último y mayor reconocimiento del festival, el premio “Templo del Cielo” a la mejor película, que también se lo acabó llevando la cinta argentina.

“Muchas gracias, ha sido una semana excelente para mí”, declaró emocionado el productor del largometraje, quien recordó a todo su equipo, que no pudo estar presente, y dedicó la estatuilla a su esposa, a su familia y su empresa cinematográfica.

“Recordad el nombre de esta película, hay que ir a verla”, instaron los presentadores chinos de la gala mientras Brom abandonaba el escenario acompañado por el embajador argentino en la capital, Diego Guelar, que se mostró “muy honrado” de representar al director de la cinta y a todos los que hicieron posible “Paulina”, un inusual “remake” argentino.

El embajador no quiso perder la oportunidad de honrar al director y productor de la película original, Daniel Tinayre, que causó impacto en Argentina en los años sesenta, y de alabar el Festival Internacional de Cine de Pekín.

“Cuando era embajador en Washington estuve con el último equipo argentino que consiguió un Oscar, pero tengo que confesaros que este certamen es igual o incluso más impresionante que el de Los Ángeles”, afirmó el diplomático, arrancando los aplausos de los asistentes.

El productor confía en que el reconocimiento de hoy pueda traducirse en una puerta de entrada para su película en China, mientras el embajador considera que supondrá un impulso para futuras coproducciones entre ambos países y para la “inmediata” firma de un convenio que facilite estos proyectos.

En cualquier caso, con “Paulina”, la industria del cine latinoamericano suma otro triunfo en China, después de que en la pasada edición del festival una cinta mexicana, “El comienzo del tiempo”, de Bernardo Arellano, se coronara como la mejor producción.

En esta ocasión, quince películas locales e internacionales estaban nominadas, entre ellas, dos españolas –“Tiempo sin aire”, de los directores Fernando Martín Mateos y Andrés Luque, y “Un día perfecto”, de Fernando León de Aranoa-, que se fueron con las manos vacías.

A pesar de que no subieron al escenario, Martín Mateos y Luque ya consideraban todo un “triunfo” haber llegado a China en los primeros minutos de la alfombra roja, y Jaume Roures, uno de los productores de “Un día perfecto” y presidente del Grupo Mediapro, también manifestaba su ilusión.

Durante la semana del festival, todos ellos resaltaron la importancia de la industria del cine y de este joven certamen, que intenta ganar puestos en el panorama internacional pero aún tiene un peso limitado.

Para aumentar su influencia, la organización trata de atraer a conocidos rostros de Hollywood y este año contó con la participación de dos oscarizados actores en la apertura del certamen, Natalie Portman y Christoph Waltz. EFE (I)