Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gilberto Santa Rosa revalida en el Carnegie 20 años después de su debut

Foto: rec-end.gfrcdn.net

Nueva York, (EFE).- El salsero puertorriqueño Gilberto Santa Rosa celebró el 4 de junio dos décadas de su debut en el prestigioso Carnegie Hall de Nueva York con un concierto que dejó al público con ganas de más, y en el que rindió tributo al fenecido cantante Cheo Feliciano.

Publicidad

Sus seguidores de diversos países, que cantaron desde principios del espectáculo en el que otros no pudieron contener sus deseos de bailar, disfrutaron del recorrido que hizo el sonero de temas que le acompañaron en su debut y de otros que ha cosechado a lo largo de esas dos décadas.

Hace veintiún años -por compromisos de esta sala en 2015 no pudo presentarse en esa fecha- el sonero cumplió uno de sus más anhelados sueños al cantar en el Carnegie Hall, que siempre veía desde el hotel donde se hospedaba en sus viajes a Nueva York y que para él, tiene magia.

El debut del “caballero de la salsa” en el Carnegie, donde ha cantado en otras ocasiones, estuvo acompañado de un disco en vivo que le abrió puertas en América Latina y le catapultó en Venezuela, según ha dicho.

“Quién lo diría”, “Conciencia” y “La agarro bajando” fueron parte del popurrí con que inició su presentación, acompañado por diez músicos, en un espectáculo en que se paseó entre las salsa y los boleros, géneros que ha cultivado a la par en su carrera en que se ha ganado el respeto y cariño del público y sus colegas.

Al hacer una pausa para saludar al público, que como siempre se rindió ante la extraordinaria voz, pasión con que interpreta y simpatía del cantante, Santa Rosa recordó que “hace 21 años estaba en este escenario, a esta hora y muerto de miedo” por el respeto que tiene por este centro de espectáculos.

Tras agradecer a todos por acompañarles, continuó con éxitos que incluyeron “Sin voluntad” y “Me volvieron a hablar de ella”, para luego interpretar varios boleros porque “esta noche vamos a tener de todo un poquito” y proseguir con otros temas que incluyeron “Mentira” y un tributo a su país con “Isla del Encanto”.

El tributo al puertorriqueño Cheo Feliciano llegó con “Juguete” y “Canta”, que fueron éxitos en la voz del exintegrante de las Estrellas de Fania, que murió en un accidente de coche en abril de 2014.

“Conteo regresivo”, “Amor mío no te vayas”, “No quiero Na Regalao”, “La soledad”, o “Perdóname” desfilaron también por el escenario del Carnegie en una noche en que Santa Rosa revalidó como uno de los principales intérpretes de la música tropical. EFE

rh/ics (E)

Publicidad