Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Egipto dividido por el golpe de Estado de 2013 llega a los cines del país

‘Eshtebak’ se estrenó finalmente en Egipto más de dos meses después de su debut en el Festival de Cannes y en medio de la polémica debido a que la película lleva por primera vez a la gran pantalla los días posteriores al golpe de Estado contra el presidente islamista Mohamed Mursi.

Publicidad

Los acontecimientos del verano de 2013 todavía generan gran controversia, lo cual retrasó hasta ayer la llegada del filme a las salas de cine, algunas de las cuales decidieron no proyectarla o no publicitar su estreno.

El productor del filme, Mohamed Hefzi, explicó a Efe que no hubo demasiadas trabas por parte de la censura -que debe aprobar todas las películas que se exhiben en salas comerciales- y sólo tuvieron que cambiar una frase que aparece en la pantalla al principio de la película para obtener el visto bueno.

Hefzi consideró que su éxito dependerá mucho del público, ya que fue atacada por la prensa antes de su estreno y desde la televisión estatal fue criticada por mostrar una imagen de Egipto negativa e imparcial.

La frase que tuvo que ser modificada, con la que arranca ‘Eshtebak’, evidencia el carácter pacífico del derrocamiento de Mursi, que las autoridades denominan la “revolución del 30 de junio”, concepto sobre el que aún existen discrepancias y enfrentamientos.

La cinta, que se llama precisamente “enfrentamiento”, muestra los choques que tuvieron lugar en las calles egipcias entre los detractores y los seguidores del Gobierno islamista, así como la tensión y el antagonismo entre los protagonistas.

Pro y antiislamistas, hombres y mujeres, de todas las edades y de todos los estratos sociales, que por distintas razones son detenidos en la calle y metidos en un furgón policial, donde está ambientada y grabada toda la película.

Estos individuos -encarnados por rostros conocidos del cine y de la televisión egipcios, como la actriz Nely Karim- representan los principales facciones o intereses que en aquellos días se disputaban el poder, así como el odio, los rencores y los prejuicios de los dos bandos.

Un joven estudiante de relaciones internacionales de nombre Karim dijo a Efe que lo que más le gustó de la película es que muestra que, aunque los egipcios son diferentes, pueden vivir juntos, tal y como ocurre en el interior del furgón policial.

“El Egipto dividido (que se ve) dentro de la película todavía existe, pero ninguno de los dos bandos puede hablar ahora mismo porque los que tienen las armas les hacen callar”, añadió.

A lo largo de ‘Eshtebak’ se ve como “los que tienen las armas”, los policías que mantienen retenidos a los protagonistas, no hacen distinciones entre ellos y les niegan sus derechos más básicos, pero entre los agentes incluso hay quién se solidariza con los presos e intenta ayudarlos, siendo ellos también víctimas de la represión.

El lado humano de la película es lo que le gustó a Mariam, una joven de 25 años que acudió al cine con sus amigas.

“Todos tienen opiniones diferentes, pero no hay que olvidar que son seres humanos”, aseguró a Efe, y añadió que los egipcios tienen que ponerse en el lugar del otro para resolver sus divisiones.

El director de la película, el ya conocido y polémico Mohamed Diab, busca que tanto los personajes como los espectadores se pongan en el lugar del contrario y entiendan de alguna forma sus razones o, al menos, vean en él un ser humano que ríe, llora, sangra y necesita orinar, después de horas encerrado en la furgoneta.

Sin duda, lo que ha logrado Diab es que el público se meta en ese furgón policial, ya que la cámara en ningún momento sale de él y las imágenes del exterior son siempre captadas a través de los barrotes de sus ventanas, lo cual ofrece una sensación de cautiverio real y, al mismo tiempo, una intimidad con los protagonistas.

A Duaa, una espectadora de 30 años, esa cercanía y crudeza le resultaron difíciles: “la película es dura como la realidad”, señaló a Efe a la salida del cine.

‘Eshtebak’ fue estrenada en la sección paralela Una Cierta Mirada del Festival de Cannes el pasado mes de mayo, donde recibió una muy buena acogida, así como en otras proyecciones internacionales, tanto por los hechos que narra como por la forma de narrarlos.

Este fin de semana el público tendrá que dar su veredicto en las taquillas de Egipto, donde no se espera un gran éxito comercial, pero sí reacciones, tanto a favor como en contra. EFE (I)

Publicidad