Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Marisa Paredes: “El cine latinoamericano está pasando un momento excepcional”

Marisa Paredes, actriz española. Foto de www.filmweb.pl

Bucaramanga (Colombia), (EFE).- La actriz española Marisa Paredes considera que el cine latinoamericano “está pasando un momento excepcional” por la calidad de sus producciones, así lo dijo en entrevista con Efe en la ciudad colombiana de Bucaramanga como invitada de honor del Festival Internacional de Cine de Santander.

Publicidad

Paredes recibió este jueves un reconocimiento del director del festival, el director y productor colombiano Sergio Cabrera, en compañía del embajador de España en Colombia, Ramón Gandarias, por su aporte y trayectoria al cine hispanohablante.

Sobre el cine latinoamericano actual, con las nominaciones y galardones que ha obtenido a nivel internacional, afirmó que “está pasando por un momento excepcional, brillante”.

“Debo decir que en los sitios europeos, en los que he coincidido en festivales, este cine ha tenido una preponderancia y una atención especial”, afirmó.

La actriz, reconocida internacionalmente después de protagonizar la película “Tacones lejanos” (1991) de Pedro Almodóvar, recordó que esa actuación le abrió las puertas en otros países.

“A partir de esa película fue como una puerta al mundo para mí, este trabajo nuestro (actuación) incluso puede tener una gran repercusión en tu mundo pero así y todo, es muy raro que elcine de cada lugar llegue a otros espacios (países)”, afirmó.

En el caso de “Tacones lejanos” considera que “fue una revelación” pues le permitió no solo conocerse sino que la conocieran “generando un gran brote de admiración hacia mí”, apuntó.

Paredes aseguró que recibe continuamente peticiones de entrevistas de las revistas más cinéfilas, cercanas a la “nouvelle vague” (Nueva ola) y otras más populares, a partir de esa producción.

La actriz, nacida en Madrid en 1946, indicó que no tiene una producción favorita ya que “las películas que uno hace van como concatenándose unas con otras y todas han tenido siempre alguna parte con la que me he sentido completamente identificada”.

Reconoció que la más importante fue la “tanda” que realizó con el director manchego resaltando que quizá la más cercana ha sido “La flor de mi secreto” (1995), pero de repente personajes como Becky del Páramo, de “Tacones Lejanos” o de “Todo sobre mi madre” (1999), “son parte de mi vida y es muy difícil que se olvide”.

Entre las películas más destacadas en las que ha participado recuerda que “La vida es bella”, del director italiano Roberto Benigni, donde no hizo un papel principal, “era una película tan redonda y funcionó tan bien para la gente que está en mi memoria”.

“Trato de evitar los temas que sean un poco lo mismo, los personajes que se parezcan unos a otros, todo eso me aburre de manera que intento hacer cosas distintas porque eso es lo que me divierte de mi profesión”, afirmó.

Sobre esta segunda visita a Colombia, después de presentarse hace diez años con “Hamlet” y “La Tempestad” de Shakespeare en el Festival Internacional de Teatro de Bogotá, dijo que decidió venir al Festival de Cine de Santander por invitación de Cabrera, recordado por “La estrategia del caracol”.

“Cabrera me comentó que se hacía cargo del festival y que creía que era un buen momento, dadas las circunstancias del país, para apoyarlo”, dijo.

Esos no son sus únicos vínculos con Colombia, pues recordó que participó en la adaptación que Arturo Ripstein hizo en 1999 de “El Coronel no tiene quien le escriba”, obra del nobel Gabriel García Márquez.

“Fue un sueño absolutamente poder hacerlo porque fue la primera novela que leí de García Márquez y fue el descubrimiento absoluto de un genio”, apuntó.

Frente a su futuro artístico, pausado desde el año pasado después de “Mi familia italiana”, aseguró que tiene “un proyecto planteado para cine pero no puede “contar de qué va”.

Lo mismo dice respecto de la posibilidad de pasar a la dirección. “En teatro tal vez me podría interesar, ya me lo han propuesto, pero dirigir cine me parece que tiene toda una mecánica que hay que conocer muy bien, y esa experiencia no la tengo”. EFE (I)

Publicidad