Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cuba acoge debut de figuras jóvenes del ballet mundial

Conferencia de prensa del Ballet Royalty que se presentara en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso en una gala especial. La Habana

Por única ocasión, jóvenes figuras de la danza mundial se presentan hoy en La Habana con la gala “Ballet Royalty”, donde la “realeza” de ese arte bailará obras clásicas y contemporáneas en un debut que ha levantado mucha expectación entre el público cubano.

Publicidad

Organizado por el cubano estadounidense Rodrigo Almarales, primer bailarín del Ballet de Cincinnati (EEUU), el espectáculo reúne a danzarines de prestigiosas compañías de EE.UU., Inglaterra, Rusia, Alemania y Canadá en el emblemático Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”.

Acudieron a la invitación Ivan Vasiliev y Daniil Simkin, del American Ballet Theatre; Maria Kochetkova y Carlo Di Lanno, del Ballet de San Francisco; Iana Salenko, del Ballet Estatal de Berlín; el primer bailarín del Ballet Bolshoi, Semyon Chudin; y Mathew Golding, del Royal Ballet.

Además, actuarán como “Ballet Royalty” Misa Kuranaga, del Ballet de Boston; la primera bailarina del Ballet de Canadá, Jurgita Dronina, los ex primeros bailarines del Ballet de Cincinnati, Joseph Gatti y Adiarys Almeida, y el propio Almarales.

El programa, de unas dos horas de duración, incluye fragmentos de piezas como “La sílfide”, “El cisne negro”, “La bella durmiente”, “Giselle”, “El corsario”, “Don Quijote” y un estreno mundial: “Painting Greys”, interpretado por el italiano Carlo Di Lanno.

Tanta expectación ha causado entre los cubanos, amantes del ballet como pocos, que poco después de comenzar la venta de entradas a la gala las capacidades disponibles -unas 380 de las más de 1.400 que posee el Gran Teatro- se agotaron en cuestión de horas.

Esta situación causó malestar y hasta la prensa oficial cubana, poco dada a reflejar este tipo de situaciones, se hizo eco de la insuficiente oferta de asientos, casi todos reservados a invitados, razón por la cual los organizadores decidieron situar una pantalla gigante a un lado del coliseo donde se proyectará la función.

En el mundo, los amantes del ballet podrán seguir la representación en vivo desde la página oficial de Improvedance, una compañía de la que Amarales es fundador y que ha hecho posible el espectáculo junto al Consejo Nacional de Artes Escénicas cubano.

Sobre el futuro de “Ballet Royalty”, Rodrigo Almarales declaró a Efe que quiere continuar con el proyecto y traerlo nuevamente a Cuba, aunque también espera llevarlo a otros países.

“De verdad creo que el mundo se merece ver a toda esta gente en un lugar haciendo esta función, va a ser increíble”, dijo Almarales. EFE (I)

Publicidad