Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Patinadores sobre hielo inauguran la llegada de la Navidad a Nueva York

Foto: timeout.com

Nueva York, (EFE).- Patinadores mundialmente conocidos inauguraron este viernes la llegada de la Navidad a Nueva York con un espectáculo de danza sobre hielo que precedió a la tradicional ceremonia de encendido del árbol que adorna el parque Bryant.


Publicidad

El español Javier Fernández, doble campeón mundial de patinaje artístico, y la pareja canadiense formada por Kaitlyn Weaver y Andrew Poje, forman parte del reparto de estrellas que dieron el pistoletazo de salida a la época navideña en la pista de patinaje de ese parque, ubicado en pleno centro de Manhattan.

Pese al frío, cientos de personas se agolparon varias horas antes en la entrada para lograr un buen sitio desde donde presenciar el espectáculo, que contó con música en directo interpretada por la banda de jazz Lapis Luna, que interpretó clásicos como “Christmas is here again” o “Santa Baby”.

Entre luces de colores, cascabeles y proyecciones de sombras, Fernández cautivó al público con sus piruetas y acrobacias sobre el gélido escenario, tanto que incluso al término del espectáculo fue recibido con un ramo de flores por uno de los asistentes.

La puesta en escena sirvió de hilo conductor para contar una historia navideña -narrada en directo por la bailarina y coreógrafa Carrie Ann Inaba- que culminó en el encendido de las luces del árbol con fuegos artificiales.

La ex patinadora olímpica y campeona del mundo en 2006 Kimmie Meissner interpretó a una chica desvelada en la noche anterior al día de Navidad que espera con ansia sus regalos.

Por su parte, el estadounidense Johnny Weir, actual campeón del equipo nacional de patinaje sincronizado, realizó el papel de Santa Claus, vestido con un brillante traje rojo, en una representación que llamó la atención de residentes y visitantes de todas las edades.

Tras el espectáculo, la pista de hielo se abrió de nuevo al público, que pudo patinar al ritmo de la música en directo y con los rascacielos de Manhattan de fondo.

Durante las navidades, el emblemático parque Bryant se transforma en el “Winter Village”, un pueblecito navideño donde se puede patinar gratis sobre hielo y pasear por un mercadillo lleno de puestos de comida y artesanía. EFE

kkb/arm