Ecuador. miércoles 20 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Fuller house”, el regreso de una serie familiar que “la gente esperaba”

Tras el éxito cosechado en su primera temporada, la serie “Fuller house” regresa el viernes a Netflix con sus historias amables para toda la familia. “Es algo que la gente estaba esperando y que disfruta”, afirma en una entrevista con Efe su protagonista, Candace Cameron.


Publicidad

“Pueden sentarse en familia y entretenerse”, agrega Cameron, que interpreta a D.J. Tanner, la hermana mayor de la familia en la serie original de finales de los ochenta, “Full house”, y convertida ahora en la protagonista de este “spin off” que renovó por una segunda temporada pocas semanas después del lanzamiento de la primera.

La alocada casa de la familia Tanner será en esta nueva tanda de episodios el escenario de una temporada temática en la que festejarán Halloween, el Día de Acción de Gracias, Navidad y Año nuevo.

“”Full house”, que alcanzó casi los 200 episodios, resumía la vida de Danny Tanner (Bob Saget), un padre viudo que tenía que cuidar a sus tres hijas -D.J., Stephanie, y Michelle- con la ayuda de su mejor amigo Joey (Dave Coulier) y su cuñado Jesse (John Stamos).

Su secuela se centra en la historia de D.J., ahora una veterinaria, viuda, madre de tres hijos, y que vive junto a su hermana Stephanie (Jodie Sweetin) y su mejor amiga y madre soltera Kimmy Gibbler (Andrea Barber).

Al igual que en la serie original, la ficción de la secuela se desarrolla casi por completo en el interior del hogar Tanner, espacio que permanece prácticamente igual que hace veinte años.

“La casa es como un propio personaje, es muy significativo. No puedo imaginarme hacer el programa nuevamente sin estar ahí. Creo que los fans también quieren ver esa familiaridad y es por eso que luce igual”, señala Cameron.

No obstante, las personas que entran y salen de la casa sí han variado.

En la primera temporada y tras la muerte de su marido, D.J. se mudó a la casa de su infancia con sus tres hijos -el extraño Jackson (Michael Campion) de trece años, el neurótico Max (Elias Harger) de siete y el bebé Tommy (interpretado por los mellizos Dashiell y Fox Messitt)- para contar con el apoyo de Stephanie y Kimmy, quien tiene una hija, la simpática adolescente Ramona (Soni Bringas).

En los nuevos capítulos se incorporan a la historia la alocada familia del tío Jesse y la nueva novia de Matt, mientras que el exmarido de Kimmy se suma a la ficción como personaje asiduo.

Quien ya no estuvo en la primera temporada de “Fuller house” y tampoco aparece en esta segunda es la hermana pequeña Michelle (personaje que fue interpretado por las gemelas Ashley y Mary Kate Olsen).

“No volverá, pero hablamos de ella y está siempre presente en la serie”, afirma Cameron.

La actriz estadounidense asegura sentirse identificada con el personaje de la ficción, ya que ella también tiene tres hijos -con su esposo el jugador ruso de hockey sobre hielo, Valeri Bure- y es posible que se reflejen algunos aspectos de su forma de educar.

“Estoy muy cómoda con los chicos y me encanta estar con ellos. Disfruto al tener al bebé en la grabación, porque mis hijos ya son mayores (18, 16 y 14 años) y más altos que yo. Soy la más bajita en la familia ahora”, afirma risueña la actriz.

Cameron, que comenzó su carrera cuando tenía tan solo once años y pasó su adolescencia en el set de grabación, se siente “muy agradecida” de regresar al mismo papel, pero ahora como una mujer adulta.

“Fue una alegría volver al personaje, no es algo que muchos actores pueden volver a hacer. Me encanta ver a D.J. como una adulta, como una mujer, ver en qué se convirtió. Creo que ella es aún la mejor amiga y hermana de todo el mundo”, dice.

Y en sus historias se centrará esta segunda temporada.

En sus historias amorosas -D.J. no se definió en los anteriores capítulos por ninguno de sus dos pretendientes: el novio de la secundaria, Matt (John Brotherton), y su apuesto socio de la consulta veterinaria, Steve (Scott Weinger)- y en su nuevo desafío profesional como copropietaria de la consulta. EFE