Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Alazraki: “Club de Cuervos” fue como el Marco Polo

Los actores mexicanos Luis Gerardo Méndez, de izquierda a derecha, Mariana Treviño, y el director Gaz Alazraki, de la serie original de Netflix "Club de Cuervos" posan para un retrato en la Ciudad de México en una fotografía del 19 de marzo de 2015. La segunda temporada de “Club de Cuervos” se estrenó el 9 de diciembrede 2016. (Foto AP/Berenice Bautista, archivo)

CIUDAD DE MEXICO (AP) — Tras estrenar su segunda temporada este fin de semana, la serie “Club de Cuervos” de Netflix ya tiene asegurada una tercera entrega, muy buenas noticias para un proyecto que comenzó como una apuesta sin precedentes en el gigante del entretenimiento por streaming.


Publicidad

“Club de Cuervos”, dirigida por Gary (también conocido como Gaz) Alazraki, fue la primera serie de Netflix en español y la primera producida fuera de Estados Unidos. Ahora el servicio realiza decenas de series en otros países, como la policiaca “Marseille” de Francia y la brasileña “3%” dirigida por el nominado al Oscar César Charlone.

También se han anunciado “Ingobernable”, protagonizada por Kate del Castillo y producida por la empresa mexicana Argos; la argentina “Edha” dirigida por Daniel Burman y una más dirigida por el mexicano Manolo Caro, cuyo título aún no ha sido anunciado.

“Éramos el piloto y por eso hablo de que había mucha presión, no era solamente la presión de la primera de México, era la primera fuera de Estados Unidos”, dijo en un encuentro reciente con medios el actor mexicano Luis Gerardo Méndez, quien da vida al heredero Chava Iglesias, expresidente del equipo de fútbol Cuervos de Nuevo Toledo. “Cuando terminamos la primera temporada, Gary y yo nos volteamos a ver… nos abrazamos y nos soltamos a llorar, como niños”.

“La primera temporada era el Marco Polo de Netflix, a ver si este barco llega a tierra o no”, dijo Alazraki.

Para ambos, el resultado más gratificante ha sido la respuesta del público mundial, ya que el éxito no se ha limitado a México.

“No medimos los alcances de Netflix hasta que viajamos”, dijo Méndez. “La gente en Netflix nos había dicho que la serie … funcionaba muy bien en otros países como Colombia, incluso creo que en la India funciona muy bien, en Alemania, pero hay muchos países que no nos mencionaron y cuando fui a las Olimpiadas en Brasil no podía caminar en la calle por los brasileños”.

La tercera temporada está siendo grabada en la Ciudad de México. Por lo pronto los admiradores podrán conocer qué pasará con los Cuervos, ahora que están bajo el mando de Isabel Iglesias (Mariana Treviño), la hermana de Chava.

Para Méndez, quien se estrenó como codirector en el tercer episodio de la segunda temporada, el común denominador de los Iglesias es su “ego desmedido”.

Habrá “una guerra sucia”, dijo. “En la primera temporada se apuntaba hacia dónde iba pero son niños cacheteándose. En esta temporada son adultos con botones de armas nucleares”.

En cuanto a los excesos de sexo, drogas y rock and roll que se han visto en la serie, Alazraki señaló que algunos profesionales le han dicho que el mundo del fútbol no es así, aunque se defendió diciendo que usó fuentes del medio para consultar si habían escuchado de casos similares antes de incluir este tipo de escenas.

“Sin duda la serie creo que celebra los picos más amarillistas del deporte”, dijo Alazraki. “Me he dado cuenta que esto puede distorsionar un poco la realidad de lo que es el deporte, cosa que las comedias deben de hacer”.

(E)